Por: Rebeca Madrigal 30 septiembre, 2016

En medio de un ambiente de respeto, un grupo de estudiantes de la Escuela Finca La Caja, en La Carpio, entonó el himno de Nicaragua, la mañana de este viernes, en un acto cívico por el cierre del mes de la Independencia.

El director del centro educativo, Miguel Aguilar, y el director regional del Ministerio de Educación Pública, Wilberth Flores, siguieron el canto en silencio y en postura firme.

Igual actitud mantuvieron los alumnos que no se sumaron a la interpretación del himno.

De los 1.567 estudiantes de esta escuela, 207 son nicaragüenses y otros 1.360 tienen esa ascendencia.

Aguilar, relató que a diario deben convivir con niños de esta nacionalidad y que ello no representa ningún problema en la institución.

"A nivel de escuela nosotros nunca hacemos ninguna diferencia, siempre compartimos costumbres y comidas nicaragüenses, compartimos las vivencias de los dos países porque todos los días atendemos padres de esa cultura... primero debemos entenderlos para poder atenderlos", manifestó el director.

El pasado 14 de setiembre circuló en los centros educativos de Santa Ana, Escazú, Pavas, La Uruca y San José, un documento que invitaba a entonar el canto como parte del acto cívico.

"Se les instruye que para el día 30 de setiembre del presente año, como cierre del mes cívico, sobre el tema de la interculturalidad, ese día las instituciones que componen nuestra Dirección Regional entonen y canten el Himno Nacional de Nicaragua como también realicen actividades alusivas a ese país por tener un cantidad significativa de estudiantes nicaragüenses", dice la circular emitida por Flores.

El director regional defendió la entonación del himno. "El conocer la historia de cada uno de los himnos también nos hace valorar la historia de esos países", justificó,

Una semana después, la ministra de Educación, Sonia Marta Mora, salió a aclarar que no se trataba de una directriz suya y mucho menos obligatoria, pero compartió la visión del funcionario.

"Yo coincido con este director regional en que ese es un derecho de un niño migrante que no puede prohibirse, ni sancionarse de ninguna forma", escribió en su cuenta de Facebook, el pasado 23 de setiembre.

Por su parte, el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, calificó como deplorables las expresiones que emitió un sector de la sociedad costarricense en redes sociales en contra de la decisión, algo que él considera que no refleja el sentir de la mayoría del país.

Etiquetado como: