Expresidente sería elegido por menos del 30% de los votantes inscritos

 29 enero, 2006
Pantalla completa Reproducir
1 de 3

La intención de voto en favor de Óscar Arias, candidato del Partido Liberación Nacional (PLN), duplica la de su más cercano rival, Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Arias capta el respaldo de casi la mitad (49,6%) de los electores cuyas respuestas indican que probablemente irán a votar el próximo domingo. Solo la cuarta parte de ese grupo (25,4%) apoya a Solís.

El candidato del Movimiento Libertario, Otto Guevara, se ubica en el tercer puesto con el respaldo de 12 de cada 100 de los electores más decididos a votar.

Entre esos votantes probables, ninguno de los demás candidatos presidenciales logra más del 4% de apoyo.

De mantener ese nivel de respaldo entre quienes acudan a votar el próximo domingo, Arias ganaría las elecciones sin necesidad de ir a una segunda ronda, pues superaría el 40% de los votos válidos emitidos que establece el Código Electoral.

Además, el liberacionista alcanzaría la Presidencia con el voto de menos de la tercera parte de los electores inscritos en el padrón electoral (29,8%).

Eso significa que llegaría a la Presidencia con el apoyo de apenas 760.000 de los 2.550.613 ciudadanos habilitados para votar el domingo.

Los datos se desprenden de la más reciente encuesta de la firma Unimer Research International, ejecutada por encargo de este diario.

Entre el 15 y el 23 de enero, Unimer entrevistó a 2.423 costarricenses en todo el país. Dada la amplitud de la muestra, el porcentaje de error del estudio es de dos puntos porcentuales.

La proyección de los resultados se hizo con base en los electores probables, es decir, los más decididos a votar, pues son ellos quienes aportarán la gran mayoría de votos válidos el próximo domingo.

Según la encuesta de Unimer, ese grupo de electores probables representa un 60,5% del padrón.

Al hacer este cálculo, el margen de error de la encuesta aumenta a 2,6 puntos porcentuales.

Esta es la última consulta de preferencia que hará Unimer en este período electoral. El Código Electoral impide la divulgación de encuestas a partir del jueves entrante, aunque la constitucionalidad de ese tipo de medida es cuestionada.

Solo dos suben. Óscar Arias y Ottón Solís son los únicos candidatos que muestran un incremento en las preferencias del electorado con respecto de la medición hecha por Unimer en diciembre pasado.

Con respecto de esa encuesta, Arias sube 4,6 puntos porcentuales y Solís 4,4. Guevara, por el contrario, pierde 2,8 puntos de respaldo.

También disminuye la intención de voto en favor de Antonio Álvarez Desanti, de Unión para el Cambio (UPC), quien en diciembre logró el favor de 7 de cada 100 electores y ahora solamente alcanza el respaldo de 4 de cada 100.

Luego figuran José Manuel Echandi, de Unión Nacional (3,4%); Ricardo Toledo, del Partido Unidad Social Cristiana (2,3%), y Juan José Vargas, de Patria Primero (1,5%).

Ninguno de los restantes siete candidatos capta más del 1% de apoyo electoral.

Entre todos ellos llegan a obtener el 2,2% de la intención de voto.

Votantes 'probables'. Al grupo de votantes que mostró más clara decisión de acudir a las urnas, Unimer lo denominó "votantes probables". Ese grupo lo integran aproximadamente 1.543.100 electores -60,5% del padrón electoral- .

Los votantes probables se pueden subdividir así:

Un 38% son los ciudadanos totalmente decididos a votar y que ya saben por quién lo harán.

Otro 9% incluye a quienes aseguran que es "muy probable" que vayan a votar el domingo y, además, ya saben por quién lo harían.

Un tercer grupo -conformado por el el 13,5% de los electores- muestra "algunas dudas" de ir a votar, pero tiene preferencia por un candidato determinado.

Cambio de color. El estudio también revela algunos cambios experimentados por el gusto electoral de los ciudadanos con respecto de la elección del 2002.

Por ejemplo, 41 de cada 100 electores que respaldaron a Abel Pacheco hace cuatro años, sostienen que ahora apoyarán a Arias. Otros 28 de cada 100 darán su voto a Ottón Solís y solo 7 de cada 100 votarán por Ricardo Toledo.

Quienes eran menores de edad en el 2002 y ahora podrán votar, dividen su intención de voto así: 38% para Arias, 32 % para Solís y 22% para Otto Guevara.

En el rubro de la simpatía partidaria, el PLN recoge la preferencia de un 35,5 de los electores, el PAC de un 13,6% y el PUSC y el Movimiento Libertario de un 6,2% cada uno.

La medición refleja también el desencanto de los ciudadanos con los partidos, pues el 34, 4% de las personas aseguran que no simpatizan con ninguna de las agrupaciones políticas que disputarán la elección.

Etiquetado como: