21 junio, 2013

El ministro de Ambiente y Energía (Minae), René Castro, delegó la culpa por los errores en el proyecto de la refinería con China a sus predecesores en la cartera y a las autoridades de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

René Castro sostiene que el diputado Víctor Hugo Víquez es un
René Castro sostiene que el diputado Víctor Hugo Víquez es un "mercenario político" y que presiona al Minae en favor de una empresa de gas. | ARCHIVO

“Como saben los costarricenses, estamos en un proyecto que comenzó a mediados de la administración Arias”, se excusó el ministro durante una conferencia de prensa.

Castro dijo haber aceptado la renuncia del presidente ejecutivo de Recope, Jorge Villalobos, como responsable político del freno que le puso la Contraloría General de la República al proyecto con China.

El ministro se distanció de las decisiones tomadas antes de su incorporación a la cartera, pese a que el Ministerio que representa es el rector energético del país.

“Me parece que es un error inaceptable. Se cometió antes de que yo estuviese al frente de este ministerio, pero viendo el documento de la Contraloría, pareciera que es muy evidente e inaceptable y me sorprende que hubiera podido pasar las pruebas preliminares”, apuntó.

El jerarca del Minae dejó abierta la posibilidad de realizar una investigación interna en Recope, tal como lo sugirió la Contraloría, para determinar si existen otros responsables. Eso sí, dejó claro que él considera tener las manos limpias.

“Yo asumí tiempo después de que todas estas decisiones se habían hecho”, insistió.