Por: Diego Bosque 10 mayo, 2015

Más de 10.000 adultos mayores hacen fila por un espacio en la Red de Cuido para ancianos.

Los encargados de este programa social reconocen que los recursos son escasos y, por eso, procuran hallar alternativas para cumplir con la demanda.

Zulema Villalta, presidenta del Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (Conapam) busca “familias modelo” para reubicar total o parcialmente a adultos mayores en estado de abandono.

El Conapam daría una remuneración a las familias que acepten recibir a un beneficiario.

Los detalles como montos, horarios y obligaciones de los hogares padrinos aún no se han definido.

Uno de los ejemplos son los comedores comunales de la Red de Cuido de Sarapiquí, Heredia, donde una familia ofrece alimentación diaria a un grupo de personas mayores de 65 años.

En Sarapiquí, 17 adultos mayores son atendidos en casas.
En Sarapiquí, 17 adultos mayores son atendidos en casas.

“Estamos apostando al cuido domiciliar, como una nueva forma de generar empleo. Hay familias en que los hijos ya se han casado, se han ido y nos han dicho que nos reciben a un adulto mayor para que conviva con ellos”, afirmó Villalta.

“¿Qué vamos a hacer? Un programa de educación para aquellas familias que cumplan con el perfil de cuido domiciliar, y así evitarnos el hecho de meter a tantos adultos mayores en hogares de ancianos”, añadió la funcionaria.

La vocera reconoció que la Red de Cuido para ancianos se está quedando corta con respecto a la demanda.

Del 2014 al 2015, la Red de Cuido pasó de 12.441 beneficiarios a 11.037. Según el Conapam, la reducción se debe a muertes, personas que obtuvieron una pensión o que la atención fue asumida por terceros.