Por: Patricia Recio 21 febrero

Los puntarenenses se quedarán una vez más sin sus carnavales en febrero.

Así lo confirmó el presidente del Concejo Municipal del cantón central de esa provincia, Danilo Chavarría.

Según dijo, el problema en la organización surgió por un error en el nombramiento de uno de los miembros de la comisión.

El reglamento indica que debía nombrarse una persona del cantón pero se había designado a una vecina de Esparza.

El error fue subsanado pero el acta aún no está en firme.

"Quedaría a disposición de ellos si los carnavales se organizan a mediados de año", dijo Chavarría.

En febrero del 2016 Puntarenas tampoco tuvo carnavales. Tras ceder la organización a la Asociación de Chinameros de Curridabat, se realizó un "Festival de Verano" en abril. Esos festejos incluyeron un desfile de carnaval que estuvo a punto de ser suspendido por falta de seguridad.

Comerciantes: "Carnavales eran nuestro aguinaldo"

La ausencia de los festejos en el Puerto no solo afecta a quienes los esperan para ir de fiesta, sino también para quienes veían en ellos una oportunidad de levantar sus ventas o, como describen, "hacer el aguinaldo".

Así lo expresó Julio Naranjo, del restaurante K-Bos, quien aseguró que en los últimos años la actividad ha ido perdiendo fuerza.

"Los carnavales son una temporada buena para nosotros los comerciantes, pero desde hace tres años no han realizado unos carnavales como los que se observaban hace una década", explicó.

Al igual que ese empresario, los comerciantes a lo largo del Paseo de los Turistas resienten la no realización de esta actividad.

"Nos da nostalgia el saber que este año no hay carnavales. Son momentos muy buenos para nosotros los comerciantes. El que no haya carnavales nos mantiene pulseándola con los turistas que lleguen cada día", dijo Petra Maradiaga, quien vende vigorones desde hace 25 años.

Los comerciantes aseguran que los carnavales eran la época donde obtenían mayores ganancias.
Los comerciantes aseguran que los carnavales eran la época donde obtenían mayores ganancias.

En los kioscos, famosos por vender los típicos churchill, aseguran que, si bien esperan estas actividades para aumentar sus clientelas, en muchas ocasiones se ven afectados por la llegada de vendedores ilegales.

Etiquetado como: