Empresa solicitará a Juzgado embargar cuentas bancarias y deuda política de la agrupación

Por: Natasha Cambronero 19 febrero, 2015
Una de las ‘rutas de la alegría’ de la campaña del PAC, en el bulevar de la avenida central, San José. | GESLINE ANRANGO.
Una de las ‘rutas de la alegría’ de la campaña del PAC, en el bulevar de la avenida central, San José. | GESLINE ANRANGO.

Producciones Jaulares, la empresa que se encargó de organizar las "rutas de la alegría" y los actos proselitistas del entonces candidato Luis Guillermo Solís, demandará al Partido Acción Ciudadana (PAC) por $500.000.

Ese es el monto que el dueño de la campañía, Manuel Ardón, pretende cobrar a la agrupación de Gobierno en la vía judicial, por concepto de los $204.000 que le adeudan en facturas, así como los intereses, una indemnización por daño moral y los honorarios de su abogado.

Si bien Jaulares fue el proveedor que más dinero facturó en la campaña del PAC, después de cobrar unos $703.000 por 84 eventos públicos, sobre todo "rutas de la alegría", la agrupación todavía no le ha cancelado otros nueve actos proselitistas que organizó hasta el 8 de mayo pasado.

Ardón afirma que la realización de esos eventos contaba con la aprobación del comando de campaña, presidido por el ahora ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez y el estratega, Iván Barrantes.

Esa versión fue confirmada por Barrantes, quien recomendó la contratación de Jaulares, dada su amistad de más de 20 años con Ardón.

Sin embargo, el Comité Ejecutivo Nacional del PAC le rechazó los comprobantes de pago, aduciendo que no existe un contrato que respalde esos gastos y que los mismos se presentaron en forma extemporánea, cuando ya no se podían cobrar al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Así consta en una misiva del 26 de agosto del 2014, firmada por el director ejecutivo del Partido, Jorge Zeledón, de la cual este medio tiene una copia.

Al respecto, Ardón asegura que no es necesario un contrato para comprobar que hubo una relación de hecho, y que por eso, acudirá al Juzgado de Cobro Especializado.

Ante esa instancia solicitará además, como medida cautelar, que se le embarguen las cuentas bancarias a la agrupación, así como la deuda política por las pasadas elecciones.

El empresario asegura que debió haber firmado un documento para evitar la demanda, pero que su error fue confiar "en la ética" que promulga el PAC.

"Me siento doblemente indignado y yo quiero acabar con esto ya, pero tampoco quiero que las cosas queden como: ah muy bien, muchas gracias Manuel por haber colaborado con la campaña de Luis Guillermo y que haya llegado a ser presidente y nosotros como PAC nos vale. No no, lo siento mucho, pero aquí las cosas se pagan, porque hasta me prestaron plata diferentes amigos para poder lograr cubrir lo que le debía a proveedores y es dinero que sigo debiendo", expresó.

Su abogado, Boris Molina, agregó que ya tienen la documentación lista y que a más tardar la próxima semana estarán interponiendo la demanda de cobro.

El tesorero del PAC, Anthony Cascante, por su parte, afirmó que la decisión de no pagar esas facturas la tomó el Comité Ejecutivo anterior y que el actual, lo único que hizo fue respaldar ese acuerdo.

Facturas pendientes. Jaulares demanda el pago de dos encuentros ciudadanos: uno en Río Claro y otro de la entonces candidata a la vicepresidencia, Ana Helena Chacón, con el sector cultura.

Además, de una conferencia de prensa en el hotel Ave del Paraíso y de otras que se efectuó en la sede el partido, tras el retiro del candidato de Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya.

Entre los comprobantes de pago, también se encuentran "rutas de la alegria" en Alajuela y Heredia, así como un evento con la juventud y un acto masivo en Pérez Zeledón.

La factura más grande es por $47.250 por actividades que se realizaron el 7 y 8 mayo, en el marco del acto de Traspaso de Poderes.