Por: Esteban Oviedo 2 agosto, 2013

San José

Laura Chinchilla, Luis Fernando Mendoza y Zarela Villanueva, presidentes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, hicieron esta mañana actos de consagración a Dios y a la Virgen en nombre de sus instituciones.

Lo hicieron durante la celebración que la Iglesia Católica vive este 2 de agosto en nombre de la Virgen de los Ángeles, en Cartago.

Los tres altos funcionarios hicieron una misma declaración, en la que solo cambiaban el nombre de las instituciones.

Primero, en frente de los obispos católicos, se consagraron a sí mismos a "Dios todo poderoso" a través de la intercesión de María y luego consagraron a sus poderes.

Pusieron en sus "manos amorosas" a los funcionarios: ministros, diputados, jueces y fiscales, entre otros."Ofrezco a Dios todo poderoso mis pensamientos y decisiones para que los utilicen para el bien de nuestra patria y estar concientes de los diez mandamientos", dijo cada uno.

Además, pidieron perdón a Dios por todas las transgresiones que se hayan cometido en el país.