Candidato presidencial anunció que, para continuar en la campaña, pide renuncia del comité ejecutivo en pleno

Por: Aarón Sequeira 6 octubre, 2013

El presidente del comité ejecutivo del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Gerardo Vargas, aplazó dar una respuesta a los medios, ante la exigencia del candidato presidencial, Rodolfo Hernández, para que la cúpula del partido renuncie en pleno.

La solicitud la hizo Hernández este sábado por la noche, luego de aceptar el retorno a la candidatura presidencial frente a su casa, ante un grupo nutrido de personas que le pidieron volver.

En la nota, el pediatra asegura que una de sus condiciones para seguir al frente de la campaña electoral es limpiar el partido.

"Por esa razón, solicito en forma expresa y categórica al pleno del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Unidad Social Cristiana, la renuncia irrevocable de cada uno de sus miembros, para ser efectiva a partir del 19 de octubre de 2013", explicó en esa nota el médico.

Gerardo Vargas, quien además de presidentes es candidato a diputado por Puntarenas, anunció a través de sus perfiles en redes sociales que dará respuesta a Hernández este lunes.

Gerardo Vargas, presidente del PUSC.
Gerardo Vargas, presidente del PUSC.

"A los medios de comunicación les informo que el día de mañana lunes, estaré dando respuesta a la solicitud de Sr Rodolfo Hernández", posteó Vargas.

"A mis amigos y compañeros, les agradezco sus muestras de apoyo. No les fallaré. Desde que me metí en política, entiendo que no hay liderazgo, sin sufrimiento. Dios les bendiga", añadió el presidente de la Unidad.

Traición. Este sábado, a mediodía, el candidato retiró su renuncia tras 48 horas fuera del puesto, pero evitó decir directamente quiénes son los responsables de traición, envidia y deslealtad. Tampoco dijo, en ese momento, quiénes son los candidatos a diputado que piden en las comunidades no votar por Hernández y sí por ellos.

Con la carta en que pidió la renuncia del comité ejecutivo, el pediatra iniciaría la purga para asegurarse un mayor control del poder en la agrupación política.

Entre los comentarios en torno a las diferencias entre el candidato y el comité ejecutivo, ha circulado el relativo a la supuesta exigencia de un salario de $15 mil (¢7,5 millones) que habría hecho Hernández a la dirigencia. Esta, se dice, ha rechazado la solicitud.

La solicitud también puede ir enfocada en la neutralización de la dirigencia anticalderonista, que tomó el poder y nombró la mayoría de aspirantes a la curul, bajo la tendencia Renacer Socialcristiano.