Por: Natasha Cambronero 5 septiembre
El diputado del PAC Víctor Morales Zapata.
El diputado del PAC Víctor Morales Zapata.

"Fui electo por el pueblo costarricense para representarle en la Asamblea Legislativa, por lo tanto, no voy a renunciar, me mantendré en mi curul hasta que el mandato constitucional concluya. Mi renuncia a la fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC) y al partido es un hecho a partir de hoy".

De esa forma respondió Víctor Morales Zapata, legislador del PAC, a la solicitud que le hizo el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, para que dimita a su cargo y enfrente "sin ambages ni ataduras" los cuestionamientos en su contra por presuntos vínculos con el importador de cemento chino, Juan Carlos Bolaños, dueño de la firma Sinocem Costa Rica.

Morales Zapata permanecerá en el Congreso como diputado independiente hasta el 31 de abril del 2018, día en que finaliza su periodo cuatrieal.

Él se había negado a separarse de la fracción de Gobierno, a pesar de que la Asamblea Nacional del PAC se lo solicitó el domingo, luego de declararlo, por unanimidad, como no grato e iniciar un proceso interno en su contra.

A Morales Zapata se le achaca haber llamado al presidente de la Comisión Nacional de Emegencias (CNE), Iván Brenes, en marzo del 2015, para preguntarle por un pago atrasado de esa institución al grupo empresarial de Bolaños, el cual ha ganado 74 contratos de la CNE desde el 2005.

Además, gestionó varias reuniones del importador chino en Casa Presidencial, dos de ellas con el viceministro de la Presidencia, Luis Paulino Mora, en 2015. Además, participó en otra en la que estuvieron los entonces ministros Melvin Jiménez, de la Presidencia; Wélmer Ramos, de Economía; e Iván Brenes, presidente de la CNE.

El diputado del PAC alega que el mandatario cedió a las presiones en torno al caso y le dio gracias por dejarlo haber trabajado a su lado.

"El señor presidente de la República, Luis Guillermo Solís Rivera, me ha solicitado mi renuncia. Las presiones internas y externas han logrado parte de su cometido (...). La cercanía electoral, la presión mediática y la fuerza interna del Partido ha obligado a que se ofrezcan en sacrificio a personas como yo, que hemos sido fieles a la ética y a los más altos valores morales que exige el cargo que ostento", declaró Morales Zapata en un comunicado de prensa que difunción la noche de este lunes.

Y agregó en esa nota: "Gracias don Luis Guillermo por permitirme acompañarle en su gestión y en contribuir a tratar de lograr cambios sostenibles en el proyecto país. Nos unen objetivos comunes para la construcción de una nueva Costa Rica".

El presidente Luis Guillermo Solís le solicitó la renuncia este lunes durante el interrogatorio que le hicieron varios diputados en Casa Presidencial, como parte de la investigación que se realiza en el Congreso sobre el otorgamiento de dos créditos en el Banco de Costa Rica (BCR). Uno de $20 millones a Sinocem Costa Rica y otro de $32,7 millones a Coopelesca para comprarle una planta hidroeléctrica a Holcim.

La mañana del lunes, Morales había anunciado la renuncia a su inmundad parlamentaria, pero desde entonces, se rehusaba a renunciar a su curul en Cuesta de Moras.