Por: Aarón Sequeira 1 agosto, 2014

Hay una presencia constante suya en Casa Presidencial, pese a que la fracción lo separó...

Hay que distinguir que el tema de la suspensión era más en el ámbito partidario, porque en el seno de la fracción yo tengo derecho de estar desde el 1.º de mayo. Ha sido una decisión mía no estar.

En la reunión del 12 de mayo, con los directivos, ellos lo vieron como una imposición...

Es un diálogo normal que se da siempre cuando cambia una administración. Se han dado muchos encuentros de diálogo, para ver cómo se puede colaborar desde el Ejecutivo para que el Infocoop salga adelante. Ese diálogo con los directores, en ningún momento, se puede considerar una imposición.

¿Por qué, entonces, lo consignan ellos así?

Porque, probablemente, en todos los momentos hay como una cultura de confrontación, pero no se puede imponer. La ley fue muy virtuosa en que se requieren cinco votos.

Hay una recomendación...

No, no, se genera un diálogo. Se les plantea que consideren el nombre de don Gerardo Arauz como una persona conocedora.

¿Pero quién lo propone?, ¿fue idea de él mismo?

No, no, no, no, no. No se les dice: ‘Esta es la persona’, sino que lo consideren como alguien de experiencia. Eso viene de don Gerald Calderón.