Por: Álvaro Murillo 14 julio, 2015
Comentario publicado por la viceministra de Gobernación, Carmen Muñoz, en Facebook.
Comentario publicado por la viceministra de Gobernación, Carmen Muñoz, en Facebook.

Tres viceministras de Luis Guillermo Solís intentaron sacudirse este mediodía de los comentarios que hicieron en Facebook tras la decisión del presidente de sacar de su Gobierno a seis jóvenes militantes del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Intercambio de opiniones entre las viceministras de Vivienda y Presidencia, Ana Cristina Trejos y Ana Gabriel Zúñiga.
Intercambio de opiniones entre las viceministras de Vivienda y Presidencia, Ana Cristina Trejos y Ana Gabriel Zúñiga.

Se trata de las viceministras de Presidencia, Ana Gabriel Zúñiga; de Gobernación, Carmen Muñoz; y de Vivienda, Ana Cristina Trejos. Las dos hicieron comentarios en apariencia opuestos a las destituciones, pues hablaban de la pérdida de lealtad política.

Los comentarios los hicieron durante la tarde del lunes cerca del momento cuando Solís anunció el despido de los seis funcionarios citados en un documento filtrado en el PAC. Ese papel insinuaba el objetivo de aprovechar recursos políticos del Gobierno para fines partidarios y de la Juventud Progresista (JP), grupo al que ellos pertenecen y que apoyó la candidatura de Solís.

“La lealtad es sin duda alguna una de las cosas más dolorosas y ausentes en la política”, escribió desde su perfil de Facebook Zúñiga, antigua líder de JP, como comentario a la afirmación de otra viceministra, Ana Cristina Trejos, de Vivienda: “Dura fue la mano, pero más la historia que la juzgará”.

“A partir de las diversas interpretaciones que han hecho referencia a manifestaciones hechas desde mi cuenta personal de Facebook el día de ayer, deseo aclarar que en ningún momento estuvieron dirigidas a cuestionar la decisión del señor Presidente respecto al cese de las y los funcionarios del Poder Ejecutivo. De esta manera, aclaro expresamente que respaldo la decisión”, publicó la viceministra de la Presidencia en su Facebook a las 12:05 p.m.

Casi simultáneamente, Carmen Muñoz hizo algo parecido: “Este gobierno - del que formo parte- y el Presidente Solís me representan, reitero, por las dudas, mi apoyo a él y a sus decisiones”, publicó la viceministra de Gobiernación, quien el lunes por la tarde había expresado lo siguiente: “Y seguimos arrojando jóvenes y doncellas al cráter del volcán para calmar su ira!!”.

Más tarde, la viceministra de Vivienda escribió: "Admiro la integridad de nuestros compañeros, su coraje y humidad, al poner sus puestos a disposición de la administración. Admiro también la valentía de nuestro presidente para tomar una decisión tan difícil. Duele la reacción de algunos de criminalizar a un grupo de jóvenes que trabajaron duro y se mostraron íntegros hasta el final, que no se apegan a un cargo y que dan un paso al lado por el bien común y el proyecto país. Gracias por sus muestras de solidaridad con ellos y ellas, que trabajaron ardua y honestamente hasta el último minuto. Gracias al presidente por reiterar con su decisión que este proyecto país supera a las personas y que todos y todas las que formamos parte de él, servimos a nuestro país con humildad y transparencia".

Solís decidió el lunes por la tarde evitar sospechas de uso de recursos del Gobierno con fines partidaros, aunque el vocero del grupo JP ya lo rechazó y atribuyó lo sucedido a la “malinterpretación” de un compañero inexperto, al que se le encargó la redacción de la minuta de la reunión de estrategia del 20 de junio.

El presidente reaccionó después de que la minuta circuló el sábado entre asambleístas del PAC, agrupación que aloja una fuerte lucha entre tendencias internas. Juventud Progresista, que apoyó en campaña a Solís y colocó varios de sus miembros en cargos de confianza del Gobierno, es uno de ellos y entre sus planes está combatir al “ottonismo” en el partido. Según sus palabras, pretenden renovar la agrupación.