Jerarca asegura que no hay relación con caso; diputados piden destitución

Por: Esteban Mata Blanco 28 abril, 2016
El presidente Luis Guillermo Solís tiene la potestad de decidir el destino de la viceministra de Gobernación, Carmen Muñoz. Una subcomisión del Congreso recomienda que ella sea destituida de su cargo. | JOHN DURÁN
El presidente Luis Guillermo Solís tiene la potestad de decidir el destino de la viceministra de Gobernación, Carmen Muñoz. Una subcomisión del Congreso recomienda que ella sea destituida de su cargo. | JOHN DURÁN

La viceministra de Gobernación, Carmen Muñoz, renunció al pago por prohibición que recibió de forma ilegal durante su primer año de gestión; sin embargo, de inmediato activó el cobro de las dietas a las que había renunciado.

El escándalo por recibir dinero por un incentivo para el que le faltaban atestados se destapó en abril del 2015, luego de que ella misma pidiera cuentas a la administración del Viceministerio sobre por qué le giraban el dinero. Para ese momento, casi un año después de iniciar su labor, ya había recibido ¢11 millones adicionales.

El caso generó la apertura de una investigación en la Comisión de Control de Ingreso y Gasto de la Asamblea.

Dicho foro analiza hoy un informe de subcomisión en el cual se recomienda la destitución de Muñoz, por haber recibido el dinero de prohibición para desempeñar su profesión de manera liberal, a pesar de no tener un título universitario. La decisión final es del presidente Luis Guillermo Solís.

Ante los cuestionamientos del momento, Muñoz afirmó que devolvería “hasta el último cinco”, pero lo que no dijo fue que, justo después de dejar de recibir el incentivo, activó el cobro de dietas por su asistencia a tres organismos relacionados con su cargo y en los cuales representa al ministro de Seguridad, Gustavo Mata.

“La señora viceministra realizó la solicitud para el pago de las dietas que le corresponden por ley a partir del periodo mayo 2015”, señala una respuesta de la oficial mayor del Viceministerio, Xinia Escalante.

La viceministra de Gobernación, Carmen Muñoz se reunió con ciudadanos sirios que viven en Costa Rica para analizar crisis en ese país asiático.
La viceministra de Gobernación, Carmen Muñoz se reunió con ciudadanos sirios que viven en Costa Rica para analizar crisis en ese país asiático.
"Yo, bajo ningún criterio o concepto sabía que estaba recibiendo ese plus, y cuando lo supe, lo corregí. Es un tema absolutamente voluntario, e hice un aporte al no cobrar las dietas". -Carmen Muñoz, viceministra de Gobernación.

Así, por asistir al Consejo Nacional de Desarrollo de las Comunidades, la exdiputada del PAC ha recibido poco más de ¢1 millón en el último año. El Consejo de la Junta de la Imprenta Nacional le generó a Muñoz en el último año ¢810.000, y el Consejo Nacional de Migración, ¢438.000.

En total, la viceministra obtuvo ¢2,3 millones, una cifra que antes no percibía porque “por convicción” se había negado a recibir, pero que empezó a cobrar una vez eliminado el incentivo profesional por prohibición.

Muñoz dijo que “una cosa no tiene que ver con la otra” y que si empezó a cobrar dietas en los tres consejos a los que asiste como representante del ministro de Seguridad, es porque está en su derecho. “Yo, bajo ningún criterio o concepto sabía que estaba recibiendo ese plus, y cuando lo supe, lo corregí. Es un tema absolutamente voluntario, e hice un aporte al no cobrar las dietas”, dijo.

“Usted está equivocado, está haciendo conjeturas, el plus (prohibición) era mucho mayor que el monto de las dietas”, agregó.

A su vez, recalcó que ella misma fue quien denunció el pago irregular ordenado por la ahora exjefa de Recursos Humanos, Nuria Villalta, quien, al final, cargó con la responsabilidad del error que le generó el pago irregular a Muñoz.

Sesión clave. La Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público tiene sobre la mesa el informe en el que se pide la destitución de Muñoz por recibir los ¢11 millones de forma irregular.

Los legisladores deben decidir si apoyan o no los criterios de la subcomisión, en la que será la última sesión antes del cambio de jefaturas y conformación de comisiones del 1.° de mayo.

Muñoz dijo estar tranquila, pues el error no fue suyo.