Partidos no podrán difundir propaganda en medios de comunicación masiva

Por: Gerardo Ruiz R. 29 enero, 2014
Los cinco candidatos con mayores probabilidades de llegar a la Presidencia intervendrían el tipo de cambio del dólar. Mario Rojas.
Los cinco candidatos con mayores probabilidades de llegar a la Presidencia intervendrían el tipo de cambio del dólar. Mario Rojas.

San José

La campaña política entrará en silencio a partir de este 30 de enero cuando dé inicio la veda electoral que se extenderá hasta el propio 2 de febrero, día de las elecciones presidenciales.

Lemas de campaña como “Es tiempo de construir la Costa Rica de todos”, del liberacionista Johnny Araya, “Sí hay por quien votar”, del frenteamplista José María Villalta, “Ya es hora”, del libertario Otto Guevara, “Con Costa Rica no se juega”, de Luis Guillermo Solís, abanderado de Acción Ciudadana (PAC) y “Vote por el mejor”, del socialcristiano Rodolfo Piza, no se volverán a escuchar ni a leer en anuncios en medios de comunicación masiva.

Durante los tres días previos a las elecciones presidenciales, así como durante el propio día de los comicios, los partidos políticos quedan impedidos para publicar la difusión de propaganda electoral pagada en prensa escrita, así como en radio, televisión e Internet.

En este último caso, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) resolvió durante las elecciones del 2010 que la única restricción que aplicará es la publicación en páginas electrónicas de banners y anuncios pagados por los partidos, por lo que los candidatos podrán hacer uso de espacios como redes sociales para difundir sus mensajes.

Asimismo, durante la veda queda prohibida la difusión de los resultados de encuestas y sondeos de opinión que tengan relación con las elecciones presidenciales.

En este caso, la legislación electoral sí prohíbe la publicación de los resultados de encuestas incluso en redes sociales.

Tal prohibición se extiende a toda persona y no únicamente a los partidos políticos.

Las encuestas solo se podrán divulgar de nuevo el 2 de febrero, después de la sesión solemne en la que el TSE informará sobre los resultados preliminares de las elecciones.

“Este organismo electoral exhorta a todos los ciudadanos a no dar, durante ese periodo, ninguna credibilidad a cualquier tipo de sondeos, encuestas, avances de resultados o conteos que no procedan directamente del TSE”, recalcó el alto tribunal en un comunicado de prensa.

Desde el pasado lunes 27 de enero también rige la prohibición para que los partidos políticos convoquen a reuniones o actos en las vías públicas.

Las últimas actividades públicas de los candidatos se realizaron el fin de semana pasado.

Únicamente Solís, Villalta y Araya optaron por convocar a sus electores a eventos masivos, dejando en el pasado las clásicas concentraciones de fuerza que otrora llenaban San José de banderas partidistas.

La campaña política inició oficialmente el 2 de octubre del año pasado. El TSE convocó a emitir el voto a más de tres millones de electores.