Candidato propone fideicomiso que capte recursos bancarios y de emisión de bonos

Por: Esteban Oviedo 29 mayo, 2013
 Johnny Araya (al centro) presentó su plan, acompañado de Wálter Coto y Antonio Álvarez Desanti. | JORGE CASTILLO.
Johnny Araya (al centro) presentó su plan, acompañado de Wálter Coto y Antonio Álvarez Desanti. | JORGE CASTILLO.

El candidato presidencial del PLN, Johnny Araya, lanzó ayer una alternativa para reconstruir la carretera San José-San Ramón, luego de que fracasara la concesión impulsada por el gobierno de Laura Chinchilla, de su mismo partido.

Araya propone financiar la obra con un fideicomiso que capte recursos de bancos estatales, del Instituto Nacional de Seguros (INS) y de operadoras de pensiones.

Añadió que, según su esquema, el peaje no costaría más del 50% de lo que se planteaba en el contrato de concesión con la firma brasileña OAS. Es decir, no más de ¢1.000 por un viaje en un sentido.

Una parte de los recursos sería aportada, a título de préstamo, por los bancos Nacional (BN), de Costa Rica (BCR) y Popular y de Desarrollo Comunal (BPDC). La otra vendría de una emisión de bonos que podría ser comprada por el Instituto Nacional de Seguros (INS) o por operadoras de pensiones.

El beneficiario del fideicomiso sería el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), y el BCR asesoraría.

El candidato estimó la obra en $500 millones, como en la concesión, pero dijo que las cifras deben ser revisadas. Alegó que algunas obras parecían estar sobredimensionadas, y él propone cambios.

Araya plantea que el tramo Manolo’s-San Ramón se amplíe a cuatro carriles, en lugar de dos y uno de ascenso. Según dijo, el plazo para pagar la obra sería el factor clave para lograr un peaje menor.

Antonio Álvarez Desanti, jefe de campaña del PLN, añadió que el flujo vehicular actual es mucho mayor al que se utilizó para diseñar la concesión, por lo que cree que la obra se pagaría en diez años.

El planteamiento de Araya se basa en los planos que posee OAS. El candidato llamó, incluso, al Gobierno a considerar la necesidad de conservar esos diseños a la hora de terminar por mutuo acuerdo el contrato con la empresa.

Araya también dijo estar consciente de que ningún plan alternativo puede ser impulsado sin que, antes, el Ejecutivo finiquite la concesión con OAS.

Rodolfo Oreamuno, miembro del Foro de Occidente que se opuso a la concesión, sostuvo que quieren escuchar todas las propuestas, aun si provienen de un candidato. Sin embargo, advirtió que en este caso quieren analizar la propuesta escrita, pues, a primera vista, no ven detalles que sustenten lo dicho.

José Chacón Laurito, viceministro de Obras Públicas, afirmó que esta, y cualquier otra propuesta, debe ser evaluada en la comisión académica que Chinchilla creó para buscar una solución a la vía.