Tribunal enviará personal a supervisar juntas receptoras en 42 naciones

Por: Mercedes Agüero 30 noviembre, 2013

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) enviará a 50 funcionarios fuera del país para supervisar las elecciones del 2 de febrero .

El personal estará presente en 50 de las 61 juntas receptoras de votos habilitadas en consulados de 42 países alrededor del mundo.

Así, el Tribunal estará en más del 98% de juntas. En las 11 sin representación la labor estará a cargo de personal del consulado u organizaciones internacionales.

Estos equipos permitirán a los ticos en el exterior emitir el sufragio. Según el TSE, cada voto costará ¢5.000. | CEDRIC SOLANO PARA LN.
Estos equipos permitirán a los ticos en el exterior emitir el sufragio. Según el TSE, cada voto costará ¢5.000. | CEDRIC SOLANO PARA LN.

De acuerdo con el TSE, 12.654 ticos residentes en el extranjero están empadronados y, por primera vez, podrán participar en la escogencia del presidente y sus dos vicepresidentes. Por disposición legal, ellos no eligen a diputados.

Otra novedad es que la mayoría (12.456) emitirán el voto de forma electrónica. Es decir, en lugar de un papel, encontrarán una computadora donde se desplegará una papeleta virtual y ahí podrán seleccionar al candidato. Luego se imprimirá un comprobante del voto que se depositará en una urna.

Paola Alvarado, encargada del Programa Voto Costarricense en el Extranjero, del Tribunal, explicó que el sistema electrónico funcionará en los consulados con más de 50 votantes inscritos, o los que no completan esa cuota, pero se ubican muy cerca de Costa Rica.

Entre estos, sobresalen Nueva York con 2.657 votantes; Los Ángeles, con 1.487, y Miami, con 1.153.

Mientras los de menor registro de electores son Belice, con tres personas; Trinidad y Tobago, con cuatro, e India, con seis personas.

En estos, últimos se aplicará el voto con papeleta tradicional.

Luis Antonio Sobrado, presidente del TSE, dijo que los partidos políticos pueden enviar voluntarios para participar como miembros de mesa. Los gastos en tiquetes aéreos y viáticos de esas personas serán reconocidos como parte de la deuda política que corresponda a cada agrupación.

Por su lado, el Tribunal destinará ¢131 millones para el programa de voto en el extranjero.