Detectó "inconformidades" en liquidación que reportaron ambos partidos

 17 julio, 2014

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) estudia con lupa los gastos en campaña de los partidos Unidad Social Cristiana (PUSC) y Renovación Costarricense, debido a "inconformidades" detectadas en sus liquidaciones.

De acuerdo con el jefe del departamento de Financiamiento de Partidos Políticos del TSE, Ronald Chacón, a esas dos agrupaciones se le revisará toda la documentación aportada, en vez de un muestreo, como es el trámite habitual.

Isolina Rojas, de 58 años, depositó su voto en la junta número 2.997.
Isolina Rojas, de 58 años, depositó su voto en la junta número 2.997.

En el caso de PUSC, el TSE presume que "podría existir una inobservancia del principio de independencia por parte del contador público" que certificó los estados financieros de la agrupación.

Según Chacón, Carlos Quirós Gómez, aparece contratado para prestar y supervisar servicios contables de la agrupación y a la vez, es quien certifica los gastos, lo cual a su juicio, está prohibido en el Código de Ética del Colegio de Contadores Públicos.

Incluso, el Tribunal presentó el pasado 27 de junio una denuncia contra Quirós en ese Colegio por "falta al deber de independencia", la cual está en investigación.

Al respecto, Emilce Fuentes, quien fue la tesorera del PUSC durante la campaña, asegura que no existe ninguna "incompatibilidad" en las funciones que ejerció Quirós, pues no fueron contables.

"Esa labor la realizó la contadora de planta del partido, Yessenia Arguedas", agregó.

Dice que Quirós fue contratado para definir con cuál banco el partido iba a negociar un fideicomiso para financiar la campaña. Sin embargo, su función cambió a asesor, cuando la Sala Constitucional permitió la emisión de bonos de cesión y se descartó el fideicomiso.

"No existe ninguna anomalía en el partido, es un tema ético del ejercicio profesional de don Carlos, es tema ya se está tratando en el Colegio de Contadores. Nosotros no tenemos ningún problema en que revisen toda la liquidación, sólo que van a tardar más tiempo", apuntó Fuentes.

Con Renovación Costarricense, el TSE detectó "incongruencias", porque en la liquidación se reportaron unos ¢400 millones que no aparecen en los estados financieros de la agrupación durante el periodo de la campaña, de octubre de 2013 a marzo de 2014.

Según el presidente de la agrupación, el exdiputado Justo Orozco, se trató de "un error humano que ya se corrigió" y que por su parte, no hay problema en que el Tribunal analice todas las facturas, pues "quien nada debe, nada teme".

Tanto Orozco como la tesorera de Renovación, Mavis Calderón, aseveran que en los informes mensuales "se omitió" reflejar los montos de los certificados de cesión, debido a que el equipo contable era nuevo y no tenía experiencia en temas electorales.

"No existe dolo, ni malversación de fondos, se trató de un simple error, que ya se corrigió. Nuestros auditores externos detectaron el fallo y fuimos nosotros quienes informamos al Tribunal de lo que estaba pasando", manifestó Calderón.

El Departamento de Financiamiento de Partidos Políticos del TSE realiza la revisión total de los gastos, después de contar con el visto bueno de los magistrados.

Primero solicitaron la autorización para analizar con detalle la liquidación del PUSC el pasado 19 de junio y ocho días después a la Renovación Costarricense.

Chacón no descarta que en los próximos días se pida el mismo proceso para otras agrupaciones.

El PUSC presentó gastos por ¢1.300 millones, el 85% del monto de la deuda política que tiene derecho.

Mientras que las facturas de Renovación Costarricense suman ¢543 millones, un 17% más de lo que disponen de la contribución estatal, de acuerdo con datos del TSE.