Minae defiende el rol de la Secretaría Técnica Ambiental

Por: Gerardo Ruiz R. 25 julio
Aunque los candidatos presidenciales de tres partidos políticos proponen reducir la participación de Setena en la evaluación del impacto ambiental de obras de infraestructura, el Minae asegura que ese rol, más bien, se debe fortalecer y modernizar.
Aunque los candidatos presidenciales de tres partidos políticos proponen reducir la participación de Setena en la evaluación del impacto ambiental de obras de infraestructura, el Minae asegura que ese rol, más bien, se debe fortalecer y modernizar.

San José

Si ganaran la Presidencia de la República el 4 de febrero del 2018, los candidatos Antonio Álvarez y Otto Guevara reducirían la intervención que hoy tiene la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) en el desarrollo de obras públicas y privadas. Ellos abogan por que se exija estudio de impacto ambiental para proyectos que realmente lo ameriten y no, por ejemplo, para la ampliación de una carretera construida décadas atrás.

El aspirante Carlos Alvarado también cree necesario repensar el papel de la Setena para que esta solo vea obras de mediano o alto impacto.

Así lo dejaron ver los candidatos de Liberación Nacional (PLN), Movimiento Libertario y Acción Ciudadana (PAC) durante el debate organizado, el jueves pasado, por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep).

Álvarez y Guevara estiman que la Setena tarda un tiempo desmesurado en tramitar los estudios de impacto ambiental, por lo que plantean reformas para incentivar la inversión en infraestructura, especialmente vial, por el rezago histórico que el país mantiene en esa área. En su criterio, además, esto aumentará la competitividad del país mediante la reducción de trámites y procesos necesarios para abrir nuevos negocios.

"No es posible que se pida estudio de impacto ambiental para poner un counter en el aeropuerto Juan Santamaría, por eso se debe reducir la participación de Setena a lo importante, al seguimiento de proyectos, al cobro de las garantías a quienes incumplen, a lo que verdaderamente debemos regular para proteger el ambiente. Este gobierno excluyó aceras y tapias de los permisos. Eso es un buen paso pero insuficiente. Debemos ir mas allá", afirmó Álvarez Desanti ante la reacción opuesta del Minae a su propuesta.

Por su parte, Otto Guevara afirmó que las cosas no pueden seguir como están en la Setena, donde se requiere una evaluación de impacto ambiental de igual profundidad para cualquier proyecto.

"Un ejemplo son las carreteras, ya hay zonas que impactaron las carreteras. Si usted va a ensanchar esa vía, usted no va a requerir un estudio de impacto ambiental para meter uno o dos carriles más y debería haber una autorización implícita cuando se construye una carretera para poder cortar los árboles que se requieran para las ampliaciones correspondientes. Lo mismo, hay obras menores que no deberían de requerir de ningún tipo de formulario en el tema ambiental", recalcó.

Por su parte, Alvarado, aspirante del partido en el gobierno, cree en reformas puntuales para agilizar la gestión de la Setena, igual que sus contendores opositores. Empero, no menciona la posibilidad o el compromiso de reducir la intervención de esa oficina.

Él propone repensar la labor de la Setena y definirle umbrales para que solo vea asuntos de mediano o alto impacto.

"Lo que debemos hacer con la Setena es modificar su reglamento para agilizar los procesos, reducir los plazos de respuesta y fortalecer su recurso humano, además de hacer más eficientes las inspecciones y otros procesos y lograr la digitalización de sus procesos y trámites", comentó.

El Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), ente rector de la Setena, dice estar consciente de que urgen transformaciones y modernizaciones en la evaluación ambiental, por lo que ha venido trabajando durante esta administración en una revisión del marco normativo y en el uso de nuevas tecnologías que permitan mejorar los procesos en esa institución.

Sin embargo, el Minae afirma que la Setena debe tener un rol clave en proyectos de alto impacto ambiental y en el seguimiento de la evaluación de ese riesgo.

"La posición del Minae no es reducir al mínimo la intervención de la Setena, institución que, según lo que ordena la Ley Orgánica del Ambiente, es clave en el balance entre ambiente y desarrollo, sino que es crear las condiciones y capacidades para centrarnos en proyectos de alto impacto ambiental con el debido seguimiento en la evaluación ambiental", contestó la cartera ante una consulta de La Nación sobre su criterio acerca de lo dicho por los candidatos.

El ministerio precisó que avanza en la formulación de una propuesta de normativa que simplifique y actualice el proceso de evaluación. La otra acción incluye la digitalización de los trámites que se deben realizar ante la Setena.

"Las propuestas de mejora de la gestión pública ambiental deben armonizarse con el marco legal, así como la jurisprudencia constitucional que ha sido clara en que no puede existir regresión en materia ambiental; no obstante, sí se puede articular una agenda que permita al país aspirar a un mayor desarrollo sostenible y una competitividad sostenible, en la cual el eje ambiental es fundamental", remarcó el Minae.

En tanto, el abogado ambientalista Edgardo Araya, candidato presidencial del Frente Amplio (FA), manifestó que una de las primeras acciones que tomará en caso de convertirse en presidente de la República será intervenir la Setena, no para agilizarla, sino para apretar clavijas y que deje de ser "floja y permisiva cuando se trata de intereses económicos o políticos".

"Ahí usted no verá a nadie poniendo requisitos absurdos. ¿O acaso no han salido a la luz las enormes fallas u omisiones en viabilidades ambientales, las más recientes relacionadas con la afectación del humedal Térraba-Sierpe y las esferas indígenas con la expansión piñera en el sur, solo por poner el ejemplo más reciente? Ese cuento de que un camino se detiene por la falta de permiso de corta de un árbol que se puso en el debate (de la Uccaep), de ser cierto, o es incapacidad de alguna persona funcionaria, o significa que la viabilidad ambiental se dio mal. No caigamos en el error de hacer creer que el ambiente y el ser humano son excluyentes. No caigamos en decir ambiente o producción, sino, ambiente y producción", reclamó.

El aspirante presidencial frenteamplista agregó que aceptaría revisar requisitos que puedan ser absurdos, no obstante, agregó que esa evaluación sería "con mucho cuidado".

Por su parte, Rodolfo Piza, candidato de la Unidad Social Cristiana (PUSC), afirmó anoche: "He señalado incluso que los requisitos estrictamente necesarios para garantizar la salud pública y la protección del medio ambiente deben mantenerse y resguardarse".

Todas las obras públicas y privadas de cierto impacto deben pasar por el filtro de la Setena. El problema radica en los tiempos en los que la oficina ambiental dicta sus criterios técnicos.

En promedio, uno de los técnicos de la Setena consume hasta 168 días—casi 6 meses—para realizar sus estudios en casos de obras de bajo impacto que afectan menos de 300 metros cuadrados. En la actualidad, la Setena tiene 80 funcionarios para atender todas las solicitudes de impacto ambiental que le llegan.

En meses recientes la Setena ha estado en la picota por las críticas del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel), que le echa la culpa por el retraso en inversiones para llevar Internet a comunidades pobres.

Otros le endilgan la responsabilidad de la decisión del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) de correr 80 metros el punto de conexión de la Ruta 257 que conecta la Ruta 32 con la Terminal de Contenedores de Moín (TCM), porque la cartera dudó que Setena tramitara a tiempo los permisos para utilizar los terrenos más aptos para la unión entre ambas obras de interés nacional.

Qué es la Setena

  • Setena fue creada por la Ley Orgánica del Ambiente (N°. 7554) promulgada el 13 de noviembre de 1995.
  • Es un órgano de desconcentración máxima del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).
  • Su propósito fundamental es armonizar el impacto ambiental con los procesos productivos y analizar las evaluaciones de impacto ambiental y resolverlas dentro de los plazos establecidos por la Ley General de Administración Pública.
  • Su actual secretario general es el abogado Marco Arroyo Flores.