Por: Esteban Mata Blanco 29 mayo, 2013

Las diferencias abismales entre el Gobierno de China y el de Costa Rica quedan en evidencia en detalles tan simples como el medio de transporte del jefe de Estado de cada país.

Mientras la presidenta de la República, Laura Chinchilla, efectúa sus giras en aviones comerciales, o en los prestados por empresas o Gobiernos amigos, el presidente de la República Popular China, Xi Jinping, tiene a su disposición tres aviones de la firma estatal Air China.

Para Xin Jinping, el acceso a una aeronave que lo lleve a sus giras no es mayor problema. Aparte del Boeing 747 para vuelos transatlánticos, el jefe del Gobierno chino tiene también a su disposición un Boeing 767 y otro más, solo que modelo 737.

El vicecanciller, Carlos Roverssi, dijo ayer que, efectivamente, el transporte presidencial marca una de las grandes diferencias entre ambos Gobiernos, y abogó porque en el futuro se dote de un avión a la Presidencia.