Por: Aarón Sequeira, Esteban Oviedo 1 mayo, 2014

El titubeo de la bancada electa del Movimiento Libertario acerca de votar como un solo bloque este 1.º de mayo, selló el fracaso de un bloque conformado por diputados de siete partidos de oposición.

Ayer, el jefe designado de la fracción libertaria, Otto Guevara, dijo que los cuatro miembros de su fracción no lograron ponerse de acuerdo para respaldar ese grupo de partidos.

El anuncio definitivo de los libertarios quedó para hoy. La incertidumbre también empujó al Partido Liberación Nacional (PLN) a retrasar el anuncio de su posición para el Directorio.

De la decisión libertaria dependía no solo la conformación del bloque opositor, sino también la escogencia del candidato a presidente del Congreso entre dos aspirantes, Mario Redondo, de la Alianza Demócrata Cristiana, y Humberto Vargas, de la Unidad Social Cristiana.

Simpatía. La indecisión de los cuatro libertarios sobre el apoyo a la alianza de oposición se originó en la simpatía hacia el PAC de Carmen Quesada, quien es diputada electa del ML por Limón.

El bloque opositor integraría a los 18 legisladores de Liberación Nacional, los cuatro libertarios, dos de Renovación Costarricense, uno de Restauración Nacional, uno de la Alianza Demócrata Cristiana (ADC), uno de Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) y dos de la Unidad Social Cristiana (PUSC).

A pesar de que Liberación anunció hace una semana que no busca controlar el Directorio legislativo, el jefe designado liberacionista, Juan Luis Jiménez Succar, dijo que la opción, ante el fracaso del bloque opositor, es presentar una papeleta propia para el Directorio.

“Vamos a proponer una papeleta propia, sabiendo de antemano que solo vamos a tener 18 votos”, declaró Jiménez Succar.

Además, los votos de Gonzalo Ramírez y Abelino Esquivel, de Renovación Costarricense, serán para el candidato del Partido Acción Ciudadana a la presidencia legislativa, Henry Mora.