Por: Álvaro Murillo 25 junio, 2014

"Administración Solís Rivera, 2014-2018". Esta será la leyenda que nadie podrá leer en las placas de puentes, escuelas, comisarías o cualquier nueva obra que se construya en el gobierno de Luis Guillermo Solís.

El Gobierno también anunció que la imagen del presidente Luis Guillermo Solís no será colocada en las oficinas públicas.
El Gobierno también anunció que la imagen del presidente Luis Guillermo Solís no será colocada en las oficinas públicas.

El mandatario firmó este miércoles un decreto para prohibir el uso de su nombre o apellidos en leyendas conmemorativas en obras públicas, a diferencia de lo que solían hacer los gobiernos costarricenses.

El argumento es sencillo: "Las obras son del país y no de un gobierno o un funcionario en particular". Así lo dijo el mandatario para justificar su nuevo gesto político, casi 50 días después de asumir la Presidencia de la República.

La decisión se fundamenta en el acuerdo 07-P, firmado este miércoles en la sesión semanal del Consejo de Gobierno. Solo se permite la inscripción del año de la inauguración.

Además, quedó prohibida la colocación de la fotografía oficial de Luis Guillermo Solís en las instituciones públicas.

El anuncio de hoy se suma a otros gestos prominentes en el arranque del gobierno, como cortar los arbustos de la Presidencia en señal de transparencia e izar la bandera de la diversidad sexual en Zapote.

El acuerdo rige hasta el 8 de mayo del 2018.

Etiquetado como: