Mandatario asegura que las amenazas y la violencia no son el medio adecuado para resolver diferencias

Por: Manuel Avendaño A. 9 septiembre, 2015

San José

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, no comparte las amenazas del líder sindical Fabio Chaves, quien dijo este martes que los medios de comunicación han levantado una "campaña infame" contra los trabajadores públicos.

"Con respecto a las declaraciones de don Fabio, no las comparto, me parece que no corresponde una opinión en ese sentido. Esto es un país de leyes de libertades públicas. Las diferencias que puedan existir de opiniones tienen que producirse en un marco de respeto", comentó el mandatario.

Solís dijo que es innecesario apelar a la amenaza y a la violencia para resolver diferencias.

El presidente concluyó diciendo que la forma en que los medios de comunicación cubren las noticias en Costa Rica puede ser objeto de comentarios críticos de los diferentes sectores, pero "me parece que no corresponde la amenaza como una forma de relacionamiento en el país".

El gobernante dio las declaraciones la mañana de este miércoles en la entrada del Teatro Nacional, luego de participar en la presentación de la Agenda Nacional de Niñez y Adolescencia 2015-2021.

Chaves, quien es el presidente del Frente Interno de Trabajadores del ICE (FIT-ICE) dijo este martes en conferencia de prensa: "Después, cuando estén en la calle, no digan que la gente porqué se les vino encima (a los medios de comunicación) que por qué les reclaman".

Las declaraciones del sindicalista se dieron durante una exposición del bloque Patria Justa de los motivos que los llevarán a una huelga general en octubre.

Chaves estaba en la mesa principal junto al secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), Albino Vargas y del presidente del Sindicato Nacional de Enfermería (Sinae), Lenín Hernández.

Fabio Chaves agregó que "esta campaña infame ya nos tiene hasta la coronilla y ustedes (los medios de comunicación) van a ser responsables, igual que la derecha (en referencia empresarios privados), de lo que pueda suceder en este país".

"Porque, si somos agredidos, si somos atacados, vamos a responder, desde el punto de vista legal, pero, también, desde el punto de vista de la calle", concluyó el sindicalista.