PUSC promueve perdonar a las S. A. deudoras del tributo a personas jurídicas

Por: Aarón Sequeira 31 agosto, 2016
El jefe de la fracción legislativa del PUSC, Gerardo Vargas Rojas, aseguró que no tiene deudas con el Registro Nacional. | GABRIELA TÉLLEZ.
El jefe de la fracción legislativa del PUSC, Gerardo Vargas Rojas, aseguró que no tiene deudas con el Registro Nacional. | GABRIELA TÉLLEZ.

Las sociedades anónimas de dos diputados del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), quienes promueven el perdón para los deudores del impuesto a las personas jurídicas, aparecen como morosas por el no pago de ese tributo en el Registro Nacional de la Propiedad.

Se trata de cuatro sociedades en las que el legislador Gerardo Vargas Rojas, jefe de fracción de los socialcristianos, figura como el presidente y otras tres en las que su compañero de bancada, Johnny Leiva Badilla, también ocupa ese mismo cargo.

Tanto Vargas como Leiva apoyan con sus firmas una moción al proyecto de Ley de Impuesto a las Personas Jurídicas, para condonar las deudas con el Estado que tienen las sociedades anónimas y las empresas individuales de responsabilidad limitada, siempre y cuando desaparezcan en el plazo de un año, una vez vigente la nueva ley.

Esta es una de las sociedades del diputado Gerardo Vargas Rojas, jefe de fracción del PUSC, que reporta deudas con el Registro Nacional, según la consulta pública de deudores actualizada, en www.rnpdigital.com.
Esta es una de las sociedades del diputado Gerardo Vargas Rojas, jefe de fracción del PUSC, que reporta deudas con el Registro Nacional, según la consulta pública de deudores actualizada, en www.rnpdigital.com.

Las deudas. En el caso de Vargas Rojas, las cuatro sociedades que reportan deudas son Agropecuaria Pirrís (¢924.806), Compañía Ganadera Las Cortesas (¢524.057), Agrotécnica Atenas (¢934.359) y GV Consultores de Centroamérica (¢246.617).

Por su parte, Leiva preside tres personas jurídicas que tienen pendientes con el Registro: Leiva Ocampo y Asociados (¢524.539), Inversiones Leiva Ocampo (¢820.603) y Constru G.R.J.E. Desarrolladora Depot (¢785.845).

Existen cuatro mociones más para modificar la iniciativa de ley, firmadas por Rosibel Ramos y Luis Vásquez, compañeros de fracción de Vargas y Leiva, las cuales tienen la intención de perdonar a esos deudores, sin importar si eliminan las sociedades anónimas o no.

Una de esas mociones propone condonar toda la deuda; otra en un 70%; otra moción es para perdonarles la mitad de lo adeudado y, una más, busca condonar hasta un 30% de la deuda por el impuesto a las sociedades.

El cobro de ese tributo fue declarado ilegal por la Sala Constitucional en enero del 2015, por considerar que la Asamblea Legislativa no hizo la publicación final de los cambios en la ley.

El principal destino de ese tributo, cobrado por el Registro Nacional, es el financiamiento de los cuerpos de policía, a través del Ministerio de Seguridad Pública.

Las mociones propuestas por los diputados del PUSC se discutirán hoy miércoles, en la sesión ordinaria de la Comisión de Asuntos Hacendarios, donde se hace el trámite final del proyecto de ley antes de que se pase a la votación, en dos, del debate en el plenario legislativo.

Niega deuda. A pesar de que sus sociedades aparecen como morosas, Vargas Rojas rechazó que él mantenga deudas con el Registro Nacional.

“Yo estoy absolutamente claro de que en las sociedades en que yo soy socio, estoy al día. Tendría que revisar”, dijo el jefe de la bancada del PUSC.

Más tarde, remitió un mensaje para manifestar que su contador le aseguró que no está moroso con el Registro.

La Nación consultó al jefe de prensa del Registro, Alejandro Ramírez, quien verificó que la consulta en línea de deudas de sociedades anónimas se encuentra totalmente actualizada.

En el caso de Leiva Badilla, él mismo confirmó que tiene nexos con esas sociedades a su nombre, pero señaló que no tenía idea de si tenían deudas o no por el pago del impuesto a las sociedades.

Leiva apuntó que la moción del PUSC es principalmente para sociedades que se van a desinscribir, con el fin de limpiar el registro público de las empresas.

Por su parte, Ramos, ha defendido su moción tanto en el plenario como en comisión, bajo el argumento de que es para beneficiar a personas pobres y pequeños empresarios, que no pueden cubrir la deuda con el Registro.