Por: Aarón Sequeira 20 febrero, 2014

Los sindicatos del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) le pidieron ayer al candidato del PAC, Luis Guillermo Solís, apoyo para fortalecer esa entidad.

Solís fue convocado por el Frente Interno de Trabajadores (FIT), que agrupa a varias organizaciones laborales.

Los funcionarios exteriorizaron sus preocupaciones al aspirante del PAC sobre la estabilidad financiera, cambios en la dirección de la entidad, aspectos técnicos, laborales y de mercado.

Solís se declaró “iceísta” y anunció que eliminará el impuesto a los combustibles adquiridos por el ICE, para disminuir el costo de producción de la electricidad.

Además, con el fin de bajar los costos de producción de la institución, Solís dijo que promovería la reducción en los gastos administrativos y buscaría proyectos de energía renovable.

El FIT entregó a Solís un documento con propuestas para lograr la estabilidad política, sociolaboral y de posicionamiento del ICE en el mercado eléctrico y en el de las telecomunicaciones.

Fabio Chaves, coordinador del Frente, dijo que una de las propuestas es eliminar la presidencia ejecutiva del ICE, para nombrar gerentes fijos que sean designados con base en criterios técnicos.

Ante consulta de los sindicalistas sobre la pobre situación financiera de Radiográfica Costarricense Sociedad Anónima (Racsa), Solís aceptó desconocer al detalle el tema y pidió tiempo para estudiar esa y otras preocupaciones.

La principal coincidencia entre candidato y sindicalistas es su oposición al proyecto de ley sobre contingencia eléctrica, que aumentaría la participación de empresas privadas en la generación.

Los sindicatos del ICE preparan manifestaciones, para la otra semana, contra el aumento salarial del 0,43% para los empleados públicos. Ante ello, Solís dijo a los medios que este no es momento propicio para manifestaciones.