Entre sobrepagos por dietas y cuentas telefónicas, el monto llega a ¢1,9 millones

Por: Aarón Sequeira 24 septiembre, 2014

Cinco meses después de haber dejado las curules que ocuparon por cuatro años, siete exdiputados mantienen deudas con el Congreso por un monto total de ¢1,9 millones, debido a sobrepagos de dietas y cuentas telefónicas.

Se trata de dos excongresistas del Partido Liberación Nacional (PLN), Jorge Angulo y Elibeth Venegas; dos del Movimiento Libertario, Ernesto Chavarría y Mireya Zamora; el socialcristiano Wálter Céspedes Salazar, el exlegislador independiente José Joaquín Porras, y Víctor Hernández, del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Angulo, Chavarría, Céspedes, Porras y Hernández le deben reintegrar a la administración de la Asamblea Legislativa pagos por dietas de sesiones a las que no se presentaron; todas, en abril.

La deuda del liberacionista Jorge Angulo es de ¢169.000, por sus ausencias a tres sesiones, mientras Chavarría tiene que devolver ¢186.000 por las ausencias a cuatro sesiones legislativas.

Aunque dejó su curul en abril pasado, Wálter Céspedes sigue como empleado del Congreso. Él es el jefe de los asesores del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Según la Dirección Ejecutiva del Parlamento, Céspedes debe, también por pagos de más en dietas, ¢137.000. José Joaquín Porras, primero diputado del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) y luego independiente, debe reponer una dieta, o sea, ¢51.000.

El director ejecutivo de la Asamblea, Antonio Ayales, explicó que la Administración negocia con los deudores para obtener los reembolsos correspondientes.

La Nación intentó consultar a los exlegisladores; sin embargo, en los casos en que se tiene el número telefónico, ninguno de ellos contestó las llamadas.

Cuentas telefónicas. Las deudas de los exlegisladores no son solamente por remuneraciones. En el caso de dos exlegisladoras, le deben al Congreso el pago de sus cuentas telefónicas.

Aunque cada congresista tiene derecho a ¢160.000 al mes para telefonía celular, fija y servicio de fax, la liberacionista Elibeth Venegas le adeuda al Parlamento ¢1.111.526.

La libertaria Mireya Zamora también aparece en la lista de deudoras por uso de teléfono con un pendiente de ¢107.000.

Aunque la excongresista del PASE Rita Chaves también aparecía entre los deudores por teléfono, con ¢51.310, ella aseguró que la Administración legislativa le notificó el viernes pasado y ayer mismo honró el compromiso.

Venegas contó que está muy molesta con la Administración legislativa porque ella hizo las gestiones para cancelar cualquier deuda pendiente al salir.

“Yo, supuestamente, ya no debía nada, pero el jueves recibí un mensaje de texto de la Administración. Es un saldo de julio y noviembre del 2013, por servicio de roaming (uso de teléfono celular en el exterior)”, explicó Venegas.

Añadió que ya envió una nota para ponerse a la orden de Antonio Ayales, director ejecutivo, y pagar.

Zamora dijo que no sabía de esa deuda y cree que se debe investigar al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Ayales señaló que la deuda telefónica apenas se notificó. Añadió que algunos no quieren pagar lo relacionado con dietas. En el caso de Angulo y Chavarría, ni siquiera aceptaron recibir notificaciones de la Asamblea. En ese caso, la deuda irá a cobro administrativo.