Por: Esteban Mata Blanco 21 diciembre, 2015

Un equipo de trabajo del SICA tiene previsto analizar, desde hoy, el problema de los migrantes cubanos, con el propósito de encontrar una solución regional que les dé salida a los más de 7.000 isleños, quienes están varados aquí desde noviembre.

Así lo adelantó la noche del viernes el canciller de la República, Manuel González, luego de la conferencia de prensa en la que se explicaron las razones por las cuales Costa Rica anunció el abandono de las mesas políticas del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

En la cita participará la directora de Migración, Kathya Rodríguez, y un funcionario de la Cancillería.

El presidente Luis Guillermo Solís y el canciller González se levantaron de la mesa ante la falta de acuerdo de los demás países, precisamente para tratar el tema de la crisis migratoria de los cubanos, quienes buscan llegar a Estados Unidos tras cruzar Centroamérica.

El mandatario dejó El Salvador antes de que finalizara la cumbre de mandatarios en que se entregaba la presidencia pro tempore del SICA a Honduras.

Los cubanos siguen alojados en albergues. | ARCHVO
Los cubanos siguen alojados en albergues. | ARCHVO

La protesta dejará por fuera a Solís y a González de las reuniones y cumbres políticas del SICA, de manera indefinida.

Sin embargo, las mesas técnicas, económicas y de otros temas seguirán siendo atendidas por funcionarios del Gobierno costarricense.

El SICA, creado en 1991 como un organismo que procura la integración y la colaboración entre los países centroamericanos, está actualmente conformado por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá. Posteriormente se adhirieron como miembros plenos Belice en el año 2000 y, a partir de 2013, República Dominicana. Actualmente, Haití se encuentra en proceso de incorporación.