Reforma al Código Electoral promueve que TSE asesore liquidaciones de gastos electorales de agrupaciones

Por: Aarón Sequeira 7 agosto, 2013
Mientras se acaba el tiempo para hacer reformas electorales, diputados se seis fracciones políticas hinchan la discusión con una paquete de cambios. Gobierno, partidos y candidatos coinciden en que el más urgente es reducir la deuda política a un 0,11%.
Mientras se acaba el tiempo para hacer reformas electorales, diputados se seis fracciones políticas hinchan la discusión con una paquete de cambios. Gobierno, partidos y candidatos coinciden en que el más urgente es reducir la deuda política a un 0,11%.

Diputados de seis fracciones políticas presentaron este miércoles un proyecto de ley con el cual quieren establecer que las sociedades anónimas puedan contribuir con la campaña electoral.

La iniciativa la firmaron legisladores de Liberación Nacional, el Movimiento Libertario, la Unidad Social Cristiana, Accesibilidad Sin Exclusión, Renovación Costarricense y Restauración Nacional.

Luis Gerardo Villanueva, diputado de Liberación Nacional que promueve el plan de ley, modificó la iniciativa para "hacerla más potable", al establecer que dichas contribuciones se den solo en especie y por un monto que corresponda a cinco salarios base, o sea ¢1,9 millones.

La iniciativa propone crear, en el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) un departamento de contabilidad que asesore a los partidos en la presentación de las liquidaciones de gastos y normativa que les permita subsanar errores en esa documentación.

Pero además, los seis partidos que apoyan la reforma están de acuerdo en que el órgano electoral les dé opción para subsanar errores en los informes de liquidación de las agrupaciones.

Villanueva dijo que es fundamental diferenciar entre donaciones y contribuciones. Las primeras se refieren, según la iniciativa de ley, a bienes que una persona traslada al partido, sea en metálico o en especie, y las contribuciones pueden ser, incluso, el préstamo de un edificio, de un automóvil o un servicio.

La iniciativa, firmada por más de 29 diputados, incluye observaciones del TSE, entre ellas adelantar el 50% de la deuda política a los partidos, y la reducción de la contribución estatal a los partidos, de un 0,19% (¢43.100 millones) a un 0,11% (¢24.950 millones).

El Partido Acción Ciudadana (PAC) y el Frente Amplio no están entre los firmantes de la iniciativa.

Jeannette Ruiz, del PAC, promueve la reducción de la deuda política en ¢19 mil millones por separado, vía la aprobación de un proyecto de ley que ya se encuentra en el plenario de la Asamblea Legislativa.

Ruiz, además, sospecha de intenciones oscuras en la iniciativa que, ante la premura de ahorrar en la contribución estatal a los partidos, busca incluir otras modificaciones al Código Electoral.

"Al especificar que los informes de gastos se deben reportar sobre las contribuciones privadas se están reduciendo los controles del Tribunal, pues hoy se deben dar sobre la totalidad del financiamiento electoral", dijo la diputada.

Además, se negó totalmente a firmar el proyecto por abrir el permiso para que las sociedades anónimas sí puedan contribuir en las elecciones.