Fernando Zamora le pidió a Marta Arauz que considere aceptar un puesto diferente al que la fracción liberacionista había acordado darle

Por: Aarón Sequeira 30 abril, 2016
La diputada del PLN Marta Aruaz anunció este viernes, que no votará por su compañero de bancada Juan Luis Jiménez Succar para la presidencia de la Asamblea Legislativa.
La diputada del PLN Marta Aruaz anunció este viernes, que no votará por su compañero de bancada Juan Luis Jiménez Succar para la presidencia de la Asamblea Legislativa.

El secretario general del comité ejecutivo superior del Partido Liberación Nacional (PLN), Fernando Zamora, media fuertemente a favor de Juan Luis Jiménez Succar, candidato verdiblanco a la presidencia de la Asamblea Legislativa.

Tanto así que llamó a la diputada liberacionista, Marta Arauz, para que ella desista de su aspiración a la vicepresidencia del Congreso, postulación que había recibido el apoyo unánime de los 18 legisladores de la bancada.

Arauz confirmó a La Nación que Zamora la llamó, no tanto para que cediese el puesto que los 18 le habían acordado dar, sino para que lo cambiara por una de las secretarías.

"No fue para que depusiera mi aspiración, sino para que reconsiderara el puesto para el que me iba a postular, una de las dos secretarías", mencionó Arauz.

Añadió que a ella nunca se le habló en la fracción de las secretarías, sino de la vicepresidencia.

Ese cambio en el acuerdo es presionado por Juan Luis Jiménez, porque nunca informó a la bancada verdiblanca que ya le había ofrecido la vicepresidencia a uno de los partidos con que negoció alianza: el Movimiento Libertario, y en particular el diputado José Alberto Alfaro.

Esa pugna en la asignación de puestos al Directorio legislativo le está pasando una factura muy cara a Jiménez Succar, a quien se le han complicado las posibilidades de llegar al máximo cargo del Congreso, la presidencia.

Con Arauz, serían cinco los votos liberacionistas que se niegan a darle apoyo a Jiménez: Rolando González, Ronny Monge, Sandra Piszk y Karla Prendas.

De hecho, en la oposición le están pidiendo a Liberación que postulen un candidato que pueda asegurar los 18 votos verdes o, al menos, unos 14, en el peor escenario.

Arauz no quiso considerar si esa actitud de Zamora o incluso la de Juan Luis Jiménez de ofrecer un puesto a otro partido, por encima del acuerdo partidario, deba ser estudiado por el Tribunal de Ética del PLN.

De hecho, quienes le reclaman a Juan Luis Jiménez el incumplimiento del acuerdo, hacen referencia al artículo 17 del nuevo Código de Ética liberacionista.

Ese artículo dice: "Se aplicará sanción de suspensión de la condición que el liberacionista tenga en el Partido, de un mes hasta un máximo de cinco años, en los siguientes casos: a. Cuando en funciones de gobierno o de representación popular, se traicione la confianza del Partido, votando o actuando en contra de posiciones acordadas democráticamente, por los miembros liberacionistas del organismo correspondiente".

Sin embargo, por el momento el Tribunal de Ética no se ha pronunciado al respecto de los señalamientos que hacen los que reclaman el irrespeto de Jiménez al acuerdo.

Actualmente, las negociaciones están fuertes y se han reunido ya dos veces, a esta hora (mediodía), los aliados de Juan Luis Jiménez, evaluando el panorama para destrabar las negociaciones con la alianza opositora.

Antonio Álvarez dijo que no se descarta nada y que buscan una forma de solucionar el desacuerdo.

Una de ellas podría ser, incluso, cambiar de candidato a la presidencia legislativa.

La cita empezó en la jefatura de la fracción verdiblanca pasadas las 11 a. m. y podría extenderse entrada la tarde.

Etiquetado como: