Secretario de actas afirma ante diputados que entonces presidenta Paola Mora le dijo que era para 'proteger' a director Alberto Raven

Por: Aarón Sequeira 7 noviembre, 2017

Pablo Villegas Fonseca, secretario de actas de la Junta Directiva del Banco de Costa Rica (BCR), reconoció esta noche que el acta de la sesión del 26 de abril de este año, en la que el directivo Alberto Raven se refirió a la línea de crédito otorgada a la empresa Sinocem, de Juan Carlos Bolaños, fue modificada sin someter el cambio a votación.

El contenido, además, fue ajustado después de que el acta original quedara en firme y sin el consentimiento del pleno de la cúpula del banco.

El funcionario compareció este martes durante dos horas ante la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios de la Asamblea Legislativa, ante la que admitió haber cometido un error.

Durante el interrogatorio, Villegas aceptó que el acta de la sesión del 26 de abril fue aprobada el 3 de mayo pero que, esa misma noche, la directiva Paola Mora lo llamó para solicitarle que las declaraciones de Raven fueran modificadas.

La modificación se hizo con el objetivo de "proteger" al directivo Alberto Raven, aseguró Villegas, quien detalló que redactó una nueva versión del acta con los detalles que Mora le indicó en un audio de WhatsApp. “Ella (Mora) me indica que, para proteger a don Alberto Raven, se conversó con él”, declaró Villegas.

Hasta marzo de este mismo año, Raven se desempeñó también como fiscal de la Junta Directiva de la compañía Holcim, competencia de Sinocem en el mercado del cemento.

La petición llegó luego de que Mora conversó con Raven, aseguró el secretario bajo juramento.

"En el caso especial de la intervención del director Alberto Raven, recibí una llamada de Paola Mora en calidad de presidenta de la Junta Directiva en ese momento, quien me informó que se había comunicado con don Alberto y que ella le pidió la anuencia para simplificar su intervención (...). La señora Mora me sugirió la propuesta de ajuste y me solicitó que se la remitiera al señor Raven. Don Alberto me indicó vía correo electrónico que escogía la segunda versión", dice el oficio redactado por Villegas, el cual fue leído durante la comparecencia por la diputada frenteamplista Patricia Mora.

No obstante, esa nueva versión nunca fue sometida a la aprobación de los demás directivos, dijo Villegas.

"¿Usted tiene aprobada un acta que nunca fue aprobada?", le preguntó el diputado Ronny Monge hacia el final de la comparecencia.

"Eso fue lo que sucedió, don Ronny", le respondió el secretario.

De hecho, según Villegas, ningún directivo, además de Raven y Mora, se enteró de las modificaciones hasta que el hecho salió a la luz pública, cuando la propia Mora reveló la existencia de dos versiones del acta en una sesión previa de la Comisión Investigadora.

"Cuando me pide el cambio, yo procedo a hacer el cambio en la sesión siguiente, que ahí se aprobó; posteriormente, ella me pide que le mande por correo las dos versiones. Tiempo después, doña Paola me solicita que yo le mande las dos versiones", declaró el secretario.

Ante los diputados, el 29 de agosto, Raven aseguró que lo único que él dijo, ese 26 de abril, fue que “se inhibe de participar del análisis y discusión de ese tema…, por haber ocupado, hasta hace unos días, el puesto de fiscal en una compañía que es competencia de la Sinocem Costa Rica S. A., dentro de la industria del cemento”. Y, segundo, “que, en este y en cualquier caso, al Banco le corresponde velar porque el crédito no tenga problemas y se mantengan las garantías”.

No obstante, Paola Mora reveló que existía un texto original en el que se reseña lo siguiente sobre la participación del directivo Raven: “Indica que el Comité de Crédito del BCR aprobó el crédito a esa empresa, pero comenta que, en lo personal, nunca hubiera aprobado el financiamiento a una empresa que no tenía experiencia en el ámbito comercial, y se desconocía si tenía la capacidad para la manipulación y la colocación del producto en el mercado costarricense”.

En ese texto, Raven además dice que al BCR no le corresponde preocuparse de que exista una lucha comercial entre los competidores de un producto, sino que le corresponde velar porque el crédito de Sinocem no tenga problemas, lograr la recuperación de los fondos y asegurarse de que no se pierda el contrato con la aseguradora que respalda el crédito.

Este martes, Alberto Raven también compareció. Ante preguntas del diputado Ottón Solís, él alegó que no había ningún interés excesivo en el comentario original que hizo y alegó que, para ese momento, el crédito ya estaba desembolsado. Sin embargo, el diputado le dijo que eso no era cierto, pues aún en julio de este año se giraban recursos a Sinocem.

El directivo suspendido insistió en que él nunca se refirió al préstamo por considerar que le acarrearía conflicto de interés.

Raven señala a Mora

El directivo declaró a los diputados que Mora lo llamó un día antes de que se aprobara el acta (el 2 de mayo) y le pidió autorización para que su participación en la sesión del 26 de mayo fuera "simplificada" en el documento, debido a que Mario Barrenechea, gerente de la entidad bancaria, le informó de que una de las frases que dijo ese día ofendió al Comité de Crédito del banco.

"Después yo estaba fuera del país en un lugar remoto y sin Internet, varios días después vuelvo a tener (Internet) y veo un correo (de Villegas), veo que hay dos opciones y que me pregunta cuál quiero, y yo solo le contesto don un 2. Yo veo el acta, veo la versión y no me preocupo", dijo Raven.

Según el directivo, no se enteró de que el cambio se hizo sino hasta que Paola Mora lo reveló en la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios, por lo que fue a la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) a comentarles sobre la modificación.

Alberto Raven Odio, director suspendido del BCR, comparece por tercera vez ante la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios. Foto: Melissa Fernández.
Alberto Raven Odio, director suspendido del BCR, comparece por tercera vez ante la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios. Foto: Melissa Fernández.

"No estoy preocupado por el cambio en sí, lo que me preocupa y lo que me hace ir a hablar es el momento en el que se da el cambio", dijo Raven, quien insistió en que ambas versiones del acta "reflejaban" el espíritu de su intervención.

Tanto Paola Mora como Alberto Raven fueron suspendidos de sus cargos en el BCR por el Consejo de Gobierno.

En tanto, Villegas agregó que conserva la grabación de la llamada de Mora y que la aportará si se la piden las autoridades judiciales.

En opinión del secretario, la modificación del acta no tuvo repercusiones de importancia.

“Dentro del espíritu de la parte resolutiva del acuerdo no había modificación de ese artículo en particular, entonces desde el punto de vista legal ese ajuste no tiene ninguna repercusión sobre el crédito en cuestión”, manifestó Villegas, quien detalló que nunca antes se había modificado un acta que ya estuviera en firme.

Villegas confirmó que las grabaciones de las sesiones se destruyen 15 días después de aprobada el acta en firme, y que esa práctica se tiene desde febrero de este año.


Etiquetado como: