Sin sustento, los diputados redujeron zonas de resguardo de los manantiales

 10 agosto, 2014
Expertos analizan una fuente de agua en Bagaces. El área de protección del manantial debe ser de 100 metros a la redonda. | ARCHIVO
Expertos analizan una fuente de agua en Bagaces. El área de protección del manantial debe ser de 100 metros a la redonda. | ARCHIVO

La Sala IV declaró inconstitucional el proyecto de Ley para la Gestión Integrada del Recurso Hídrico al considerar que este, sin sustento técnico, reduce el tamaño de las zonas de protección que bordean las fuentes de agua.

Según los magistrados, la decisión del Congreso de disminuir el área de resguardo, de 100 metros a 20 metros, viola el artículo 50 de la Constitución Política, que establece el derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado.

El expediente 17.742 entró al plenario por iniciativa popular y pretendía una actualización de la legislación vigente sobre el agua, la cual data de 1942.

El proyecto fue aprobado en primer debate el 31 de marzo anterior con el respaldo de 41 diputados.

El plan declara que el uso prioritario del agua es el consumo humano. Además, contempla la creación de una Dirección Nacional del Agua (DINA), adscrita al Ministerio de Ambiente, como ente rector.

Modificación. Con el fin de crear un consenso entre los nueve miembros de la Comisión de Ambiente del periodo anterior, se hicieron algunas modificaciones al proyecto, las cuales incluían peticiones de los sectores agropecuario, empresarial, ambiental y gubernamental.

El texto final fue presentado por los entonces congresistas José María Villalta, del Frente Amplio, y Claudio Monge, del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Este último documento incluyó la modificación que fue declarada inconstitucional. Aunque el texto original fijaba 100 metros de protección alrededor de los manantiales, la última versión del artículo 29 redujo el área que actualmente estipula la Ley Forestal.

De acuerdo con la la Ley Orgánica del Ambiente, estas áreas solo pueden ser reducidas después de realizar los estudios técnicos que lo justifiquen.

La Nación intentó conocer las razones que motivaron el cambio de este artículo, sin embargo, al cierre de esta edición no se pudo conocer las versiones de José María Villalta ni de Claudio Monge.

Quieren enmienda. Henry Mora, presidente de la Asamblea Legislativa, dijo que, aunque no estaban al tanto de la resolución, enviarán el texto a la Comisión de Constitucionalidad para enmendar los artículos señalados por la Sala IV.

“Vamos a analizar el pronunciamiento para elaborar un texto sustitutivo. Nos interesa que pase; solventaremos lo señalado por la Sala IV”, dijo Mora.

Tanto Mora como el ministro de Ambiente, Édgar Gutiérrez, aseguraron que el proyecto cuenta con el apoyo del gobierno de Luis Guillermo Solís.

Por su parte, el legislador libertario Otto Guevara achacó esta situación a los errores de última hora que cometieron los diputados de la gestión pasada.

“Se trata de una llamada de atención a los legisladores anteriores, quienes atropellaron el proyecto en la etapa final, presentando un texto sustitutivo que era inconstitucional, que modifica sustancialmente todo lo que se venía haciendo”, manifestó.

”Creo que se precipitaron y con este tipo de proyectos no se juega; es algo muy delicado como para pasarlo con vicios de fondo; por eso la Sala ahora llama la atención y lo devuelve a primera base”, añadió el congresista Guevara.