Entidad deberá cumplir con la sentencia en los próximos concursos que realice

Por: Manuel Herrera 6 mayo, 2014

La Dirección General de Servicio Civil deberá otorgar un puntaje adicional en los concursos que realice en adelante y en los que participen profesionales graduados de carreras acreditadas por el Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (Sinaes).

Los magistrados de la Sala IV rechazaron una acción de inconstitucionalidad que impugnaba el principio de paridad de género en las juntas directivas.
Los magistrados de la Sala IV rechazaron una acción de inconstitucionalidad que impugnaba el principio de paridad de género en las juntas directivas.

De esa manera lo resolvió la Sala IV el viernes pasado, tras acoger un recurso de amparo tramitado en el expediente número 13-012891-0007-CO, contra la Dirección General de Servicio Civil.

En la sentencia 2014-5797 la Sala declara el recurso con lugar y exigió a la entidad aplicar lo dispuesto en los concursos próximos a realizar.

Con base en lo dispuesto en el artículo 4 de la Ley de Fortalecimiento del Sinaes, desde el año 2007 los jurados asesores de la Dirección General de Servicio Civil decidieron que la acreditación universitaria contribuía a mejorar la calidad de la evaluación.

Fue en ese momento cuando se acordó otorgar puntos de más a los oferentes graduados de carreras reconocidas por el Sinaes. Sin embargo, hubo consenso en que no era oportuno aplicar todavía el beneficio debido a carente oferta de carreras acreditadas.

La argumentación del 2007 no fue aceptada, puesto que actualmente hay acreditadas 77 carreras universitarias y 38 ya se han reacreditado.

La Sala consideró que la acreditación universitaria cumple, en primera instancia, con el fin primordial de fomentar la calidad de la educación superior costarricense, al tiempo que resulta útil para elevar la calidad del recurso humano que contrata la Administración.

En la sentencia, los magistrados que integran la Sala IV no determinan el puntaje adicional en concreto.

"Eso es una cuestión técnica, respecto de lo cual una eventual controversia debería conocerse en la vía de la legalidad ordinaria", indica la resolución.

El recurso de amparo fue aprobado por cuatro magistrados, uno declaró el recurso sin lugar y dos salvaron el voto y rechazaron de plano el recurso.