Mecanismo se aplica en enero y julio de cada año, de forma paralela al aumento salarial

Por: Manuel Herrera 16 diciembre, 2013

La Sala IV declaró sin lugar la acción de inconstitucionalidad presentada el 13 de setiembre pasado que pretendía frenar el ajuste automático de las pensiones alimentarias.

Los Juzgados de Pensiones ahora tendrán que atender a los beneficiarios de las pensiones para aplicar los ajustes de pago. | PABLO MONTIEL.
Los Juzgados de Pensiones ahora tendrán que atender a los beneficiarios de las pensiones para aplicar los ajustes de pago. | PABLO MONTIEL.

Por sentencia 2013-16821 de las 4 p. m. de este lunes, la Sala rechazó por unanimidad la acción presentada por un hombre de apellidos Horvilleur y acogida para estudio el 2 de octubre anterior.

El Tribunal Constitucional determinó que el aumento automático ha sido revisado en múltiples ocasiones y en todas se ha concluido que el método es constitucional.

"La Sala consideró que este método del aumento automático es un instrumento importante que va en resguardo de la familia y del sustento de aquellos a los que se les ha otorgado el derecho a recibir una pensión alimentaria", determinaron los magistrados.

La votación la encabezó el presidente del Tribunal Constitucional, Gílbert Armijo, y seis magistrados más.

El aumento automático se aplica en enero y julio de cada año, de forma paralela al aumento salarial.

Con la acción de inconstitucionalidad se pretendía que las personas que gozan de este beneficio, asistieran a los estrados judiciales para que les aplicaran el ajuste de la pensión.