Por: Aarón Sequeira 20 octubre, 2014
Rolando González, del PLN, aseguró que su partido apoya ahora los recortes al Presupuesto Nacional por ser este el más grande de la historia. Foto: Melissa Fernández.
Rolando González, del PLN, aseguró que su partido apoya ahora los recortes al Presupuesto Nacional por ser este el más grande de la historia. Foto: Melissa Fernández.

¿Cómo califica el debate presupuestario hasta ahora?

Primero, hay un gobierno deseoso de gastar a manos llenas y, segundo, una contundente mayoría legislativa, convencida de que el despilfarro no rima con la realidad nacional. Hay sectores sindicales promoviendo una movilización, avalada por el presidente, ante una opinión pública convencida de que el Presupuesto debe recortarse.

¿Se mantendrá esa mayoría contundente en plenario?

Se va a mantener, de manera inequívoca. Puede haber arreglos para aumentar las reducciones o para ajustar algún caso particular. Nada más.

¿Intenta el mandatario asustar con su discurso de deterioro de los servicios?

Es una inexactitud técnica, que da por supuesto que todos los recursos se gastan el primer mes, pero la mayoría de rebajas tienen que ver con el gasto de cada institución, menor al 80%.

¿Quién tuvo el mayor protagonismo en el plan de recortes?

El Ejecutivo, porque estaba en absoluto desacuerdo con lo que hicimos, aunque se intentó construir tratando de consultarles.

La última vez que se intentó disminuir el plan de Presupuesto, el Directorio legislativo y la Comisión de Hacendarios estaban en manos de la oposición (2011)...

Ahora, el Gobierno y el PAC, como unidad encargada de dirigir a Costa Rica, no tienen armonía, convergencia, ni rumbo. Eso se refleja en las contradicciones respecto al Presupuesto.

¿Las discusiones legislativas para el futuro podrían ser igual de complicadas?

La mayor señal al exterior en materia de moderación fiscal la da la Asamblea, no el Ejecutivo. Para la política fiscal venidera es imprescindible que el Gobierno asuma el liderazgo y reuna sus voces. Pero yo lo veo muy difícil.

El PLN quiso hacer rebajas ahora, pero no en el pasado.

Las promovimos y presentamos una gran cantidad de normas presupuestarias, porque es el presupuesto más grande de la historia, con un déficit superlativo. No hay cómo alimentar la voracidad del Gobierno planteada en este presupuesto.

Mucho de este déficit y gasto es una herencia que dejó el PLN...

Fue originado en empréstitos, cuya atención crediticia crecerá en el 2015, y es heredado por el bloqueo que hicieron, en el 2011, Juan Carlos Mendoza junto a gran parte del PAC, al plan fiscal promovido por la presidenta Laura Chinchilla (2010-2014).