Candidato del PUSC les prometió fortalecer lucha por su bienestar social

Por: Gerardo Ruiz R. 14 enero, 2014
El candidato presidencial del PUSC, Rodolfo Piza, recibió la adhesión de varios líderes de comunidades indígenas quienes le lanzaron la petición de ayuda ante el abandono en el que afirman estar sus pueblos.
El candidato presidencial del PUSC, Rodolfo Piza, recibió la adhesión de varios líderes de comunidades indígenas quienes le lanzaron la petición de ayuda ante el abandono en el que afirman estar sus pueblos.

San José

Después de viajar hasta 8 horas hasta San José, los dirigentes indígenas de varias comunidades le dieron su adhesión al candidato Rodolfo Piza, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

La oficina de prensa del candidato informó de que los representantes indígenas pertenecen a comunidades de Ujarrás, Alto Conte, Casona, Talamanca, Grano de Oro, Quitirrisí y Zapatón, que albergan a pobladores de etnias bribríes, cabécares y térrabas.

Isaías Morales, de la comunidad tainí cabecar, del Valle de la Estrella, Limón, afirmó que Piza fue el único candidato presidencial que se acercó a su comunidad de 6.000 miembros durante la actual campaña, por lo que decidieron darle su adhesión.

Entre sus peticiones para el aspirante presidencial, Morales citó la mejora en servicios básicos, como el agua potable y la electricidad, así como la construcción de mejores caminos y viviendas.

“Estamos en el olvido, lo que les pedimos a los políticos es que no nos citen a hablar únicamente durante las campañas políticas”, reclamó el representante indígena.

El candidato presidencial del PUSC, en tanto, prometió a los dirigentes indígenas echar a andar procesos para superar problemas con la posesión de sus tierras, acelerar el proceso de cedulación de las comunidades indígenas y mejorarles las condiciones sociales en general.

“Esta reunión es un privilegio para el partido, el PUSC siempre ha dado significativas luchas por los pueblos indígenas y hoy ratificamos el compromiso de hacer nuestras sus luchas”, recalcó Piza quien atribuyó a su partido las principales luchas por los derechos de los indígenas.

En Costa Rica, el Censo Nacional del 2011 identificó a 104.000 personas como indígenas y de ellas, 71.000 tenían más de 18 años en ese momento (edad mínima para ejercer el voto), es decir, el 68%.

En total existen ocho pueblos indígenas distribuidos en el territorio nacional: bruncas, bribris, cabécares, ngöbes (guaymíes), huetares, chorotegas, malekus y eribes.