Por: Rebeca Madrigal 18 octubre
Rodolfo Piza inscribe candidatura a la Presidencia ante el Tribunal Supremo de Elecciones, el 18 de octubre de 2017.
Rodolfo Piza inscribe candidatura a la Presidencia ante el Tribunal Supremo de Elecciones, el 18 de octubre de 2017.

El candidato a la presidencia de la República, Rodolfo Piza, aseguró que, hasta donde él conoce, "no hay ningún dato que revele tráfico de influencias" en el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), por el caso del cemento chino.

Este miércoles, después de inscribir su candidatura ante el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), Piza aseguró que los candidatos a diputados de su partido renunciarían si hay una acusación con fundamento o si el Tribunal de Ética determinara un incumplimiento de los valores éticos y legales.

El aspirante rechaza que figuras de su partido estén envueltas en casos de tráfico de influencias.

Tres políticos socialcristianos han tenido que declarar ante la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios por sus vínculos con el importador de cemento chino, Juan Carlos Bolaños. Se trata de los legisladores Luis Vásquez y Johnny Leiva, así como del candidato a diputado Pedro Muñoz. Todos niegan haber hecho gestiones en favor del empresario.

A su vez, el Ministerio Público investiga al exdiputado y actual asesor del PUSC Wálter Céspedes.

Sobre las elecciones nacionales del 4 de febrero del 2018, Piza estima que los votantes se decidirián en febrero o, incluso, el misma día de la elección.

Su agrupación política presentó este miércoles ante el TSE los candidatos a los puestos de elección popular para las próximas elecciones.

El encargado de presentar el formulario ante la ventanilla única del Registro de Partidos Políticos fue Pablo Heriberto Abarca, secretario general de la agrupación. Lo hizo minutos antes de la 1 p. m. de este miércoles.

Piza se hizo acompañar de los candidatos a las vicepresidencias, la economista Edna Camacho y el ingeniero Max Umaña.

Al TSE también se presentaron Luis Vásquez y Johnny Leiva; así como la diputado Rosibel Ramos.

Tanto Vásquez como Leiva reconocieron tener una amistad con el polémico empresario.

Vásquez fue uno de los diputados que estuvo pendiente de los cambios al reglamento del cemento que permitió a Bolaños importar ese producto desde China, a inicios de 2015.

Los congresistas participaron de una reunión con Bolaños en una salas de la Unidad en la Asamblea Legislativa, en una fecha que ninguno precisó.

Por su parte, Leiva recibió al empresario y a su familia a un hotel propiedad de su suegro en Guanacaste y reconoció que realizó un viaje recreativo en un helicóptero ofrecido por el empresario.

En cuanto a Pedro Muñoz, este dio una asesoría legal a Bolaños y viajó con él en una ocasión a Panamá, en octubre del 2015, para visitar a un cliente del político. Sin embargo, el aspirante a legislador niega cualquier relación con el negocio del cemento.

Bolaños, además, participó en una cena de recaudación de fondos del congreso ideológico promovido por Piza.

Etiquetado como: