Recibió 25 sufragios en contra y se requerían 28 para aprobar moción

Por: Aarón Sequeira 5 septiembre, 2013
La libertaria Marielos Alfaro (dedos pulgares en alto) celebra los 25 votos que recibió la moción de censura contra el ministro de Ambiente René Castro. La propuesta no prosperó pues se requerían 28 sufragios. | PABLO MONTIEL.
La libertaria Marielos Alfaro (dedos pulgares en alto) celebra los 25 votos que recibió la moción de censura contra el ministro de Ambiente René Castro. La propuesta no prosperó pues se requerían 28 sufragios. | PABLO MONTIEL.

El ministro de Ambiente y Energía (Minae), René Castro, se salvó ayer de la censura de los diputados por tres votos, pues la moción que se discutió en el plenario legislativo no recibió el apoyo necesario para la sanción moral.

Veinticinco legisladores votaron a favor de censurar a jerarca del Minae, porque consideran que es responsable del fracaso de la refinería que iba a financiar el Gobierno de China. Otros 17 parlamentarios rechazaron la propuesta.

La moción de censura contra René Castro necesitaba el respaldo de 28 congresistas (las dos terceras partes de los legisladores presentes en el salón de sesiones, que en ese momento eran 42).

La Constitución Política establece que la Asamblea Legislativa solo puede sancionar a un ministro cuando dos tercios de los diputados presentes apoyan la sanción.

La votación, que es secreta, se desarrolla así: los diputados a favor depositan una bola blanca en una urna, los que están en contra lo hacen con una negra.

La discusión fue llevada al Congreso por Wálter Céspedes, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), quien pretendía sentar las responsabilidades de René Castro en relación con el fallido proyecto de la refinería china.

Castro dijo que los errores en la contratación del proyecto de refinería se dieron antes de su ingreso al Ministerio de Ambiente.

El jerarca del Minae agregó que la oposición, lejos de no entenderlo, aprovecha la oportunidad “porque ya iniciaron la campaña política y les conviene atacar al Gobierno y a sus ministros”.

La fracción del Partido Liberación Nacional (PLN) tenía clara la línea de votación a favor del ministro de Estado.

“Lo que nos dijeron es que él es un ministro de Gobierno y que nosotros somos diputados de Gobierno”, comentó Jorge Arturo Rojas.

Mientras los diputados de los partidos de oposición destacan que casi logran el objetivo, en la bancada oficialista lamentaron el tiempo perdido en la discusión (cada legislador dispone de una hora para referirse al asunto).

La discusión del voto de censura contra Castro en el plenario se inició el 23 de julio.

Víquez, alejado. El congresista Víctor Hugo Víquez, del PLN, quien ha mantenido una disputa con René Castro sobre la regulación del mercado del gas en Costa Rica, no se presentó al recinto parlamentario.

Víquez acompañó ayer a la presidenta de la República, Laura Chinchilla, a una gira por la provincia de Heredia.

“Sí, me pidieron que bajara el tono de la discusión con el ministro”, confirmó ayer Víquez, aunque descartó que lo alejaran de la votación de la moción de censura.

Carlos Roverssi, ministro de Comunicación, aseguró que invitaron al verdiblanco a las actividades en la provincia que representa en el Congreso. Añadió que la Presidencia nunca ha querido un enfrentamiento entre un parlamentario y un jerarca de un ministerio.

Oposición sí censuró. Aunque las fracciones de la oposición no tuvieron los votos necesarios para hacer valer la censura contra René Castro, varios de sus jefes enfatizaron que 25 votos se hicieron escuchar.

Además, es un hecho que al menos uno de los liberacionistas sí apoyó sancionar moralmente al ministro de Ambiente, pues durante la votación había 24 legisladores de seis partidos de la oposición y 18 verdiblancos (la moción de censura obtuvo 25 votos a favor)

“Es un éxito que 25 congresistas dijeran que René Castro merece una censura”, explicó Wálter Céspedes, del PUSC:

Claudio Monge, jefe interino de Acción Ciudadana, consideró que solo por un tecnicismo legislativo no se puede decir que el voto de censura se aprobó.

La jefa del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), Rita Chaves, manifestó que los diputados no aprovecharon la discusión y al final el tiempo se fue en pleitos.

El independiente Luis Fishman comentó que respaldó la censura contra Castro , pues se refería a lo actuado en torno a la refinería, y no por la discusión sobre el mercado del gas.