Mario Redondo, Otto Guevara y hasta Ottón Solís darían voto para su clausura

Por: Aarón Sequeira 13 mayo, 2014
Rolando González, diputado del PLN, reclamó al presidente del Congreso, Henry Mora, que le apagara el micrófono cuando denunciaba una supuesta persecución política en el Instituto de Desarrollo Rural (Inder). | MAYELA LÓPEZ.
Rolando González, diputado del PLN, reclamó al presidente del Congreso, Henry Mora, que le apagara el micrófono cuando denunciaba una supuesta persecución política en el Instituto de Desarrollo Rural (Inder). | MAYELA LÓPEZ.

La Asamblea Legislativa se llenó ayer de polémica por la decisión del gobierno de Luis Guillermo Solís de mantener la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS).

La reacción no se quedó solo en discursos, sino que renacieron en el Congreso los planes para cerrar esa entidad, que en el pasado fue acusada de ser una policía política, para investigar y perseguir a los opositores del gobierno de turno.

De hecho, Otto Guevara, jefe de fracción del Movimiento Libertario, presentó ayer un proyecto de ley para cerrar la DIS y trasladar al Ministerio de Seguridad Pública todos los recursos asignados a ella.

“Es un cuerpo policial, el cual funciona sin ningún tipo de control de legalidad y mucho menos de rendición de cuentas”, dijo Guevara.

Según la exposición de motivos de la iniciativa de Guevara, el presupuesto asignado a la DIS, en el 2014, es de ¢3.306 millones, además de ¢1.515 millones para la Unidad Especial de Intervención (UEI), que está el bajo control del Ministerio de la Presidencia.

Por el cierre. A favor del cierre también están Mario Redondo, de la Alianza Demócrata Cristiana (ADC), y el propio Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC).

“Por un lado, antes el PAC estaba en contra, y por el otro, el presidente Solís dijo en algún momento que Mariano Figueres no tendría puestos en el Gobierno”, recordó Mario Redondo.

Añadió que no se justifica ese órgano, pues dijo que las funciones trascendentes para un Estado democrático ya se realizan en el Ministerio de Seguridad Pública, en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y en la Policía de Control de Drogas (PCD).

Ottón Solís expresó que en un país civilista, donde la gente se molesta pero no amenaza la seguridad del Estado, ese cuerpo debe desaparecer. Añadió que dará su voto para cualquier iniciativa de cerrar la Dirección de Inteligencia.

“Respeto la decisión de don Luis Guillermo, pero me parece que la DIS debe desaparecer. Puede ser que él tenga información nueva, pero históricamente nuestra posición (del PAC) ha sido la de cerrarla”, aseguró el diputado Solís.

En Liberación Nacional enfatizaron la antigua intención del PAC de cerrar la agencia, que también tuvo apoyo en el actual aliado oficialista, Frente Amplio.

Sin embargo, el verdiblanco Rolando González dijo que su partido le da el beneficio de la duda al nuevo Gobierno y esperan el proyecto que enviará para reformar la Dirección de Inteligencia y Seguridad.

¿Contradicción? Consultado sobre una posible contradicción en el discurso del PAC, que en periodos anteriores impulsó un cierre de la agencia, Mariano Figueres, jefe de la DIS, negó que haya tal cambio de criterio.

“Lo que planteamos, precisamente, contempla erradicar las malas prácticas, fue lo que siempre se dijo. Se ha dicho que se cometieron actos de policía política, de recolección indebida o ilegal de información, a eso se han referido muchos sectores”, dijo Figueres.

Figueres añadió que nadie toma en cuenta la relación obligada con otras agencias en el extranjero, la guerra contra el narcotráfico y el rol de la DIS en información contra el terrorismo internacional.

Prudentes. Jorge Arguedas, del Frente Amplio, recordó que él fue investigado en el pasado por agentes supuestamente vinculados a la DIS, a través de las plataformas de intervención telefónica del Instituto Costarricense de Electricidad.

Pese a ello, el diputado dijo que confía en que Figueres esté al frente del órgano y que revele todos los expedientes, que se supone tiene en su poder la DIS.