Fiscalización buscaba determinar la razonabilidad de la organización y funcionamiento de la UTN conforme a lo que establece la normativa

Por: Manuel Herrera 5 diciembre, 2013

El rector de la Universidad Técnica Nacional (UTN), Marcelo Prieto, dijo que el centro de estudios ya está definiendo el nuevo plan de inversiones de mediano plazo para los próximos cinco años.

Contraloría determinó que el proceso de conformación y consolidación de la UTN debe fortalecerse.

Prieto enfatizó que este nuevo plan financiero busca darle continuidad a los proyectos de la casa de estudios según ejes estratégicos de crecimiento. Sustituirá al primer Plan Financiero Quinquenal del 2008, que vence este año.

El jerarca de la institución contestó de esa manera al informe de fiscalización DFOE-SOC-IF-12-2013 que realizó a la institución el Área de Servicios Sociales de la Contraloría General de la República (CGR).

La auditoría terminó concluyendo que el proceso de conformación y consolidación de la UTN debe fortalecerse, al hallar, entre otras, que la universidad no cuenta con una adecuada planificación y regulación del crecimiento de la infraestructura para atender sus necesidades de expansión a corto plazo.

"No es que la universidad no cuenta con planificación en este campo. Es que el primer plan quinquenal ya está finalizando y estamos definiendo las prioridades del segundo quinquenio", manifestó Prieto.

En relación con la falta de normativas básicas para el funcionamiento de las tecnologías de información, que señaló el ente contralor, dijo: "No fue posible realizar técnicamente la integración de los sistemas informáticos de las viejas instituciones que desaparecieron para dar origen a la universidad, por más esfuerzos que se hicieron durante los primeros dos años de vida institucional".

Marcelo Prieto, rector de la Universidad Técnica Nacional, se refirió sobre el informe de auditoría realizado por la Contraloría General de la República.
Marcelo Prieto, rector de la Universidad Técnica Nacional, se refirió sobre el informe de auditoría realizado por la Contraloría General de la República.

Según él, las incompatibilidades entre las plataformas generaron retrasos y pospusieron también la conformación de la Dirección de Informática Integrada.

"No quedó más remedio que adquirir sistemas nuevos en el ámbito financiero-presupuestario, que ya están en funcionamiento. En el ámbito estudiantil, ya están en proceso de creación", detalló.

La Contraloría también encontró que la universidad no se ha organizado ni consolidado a través de una estructura orgánica que atienda a la fusión establecida en la ley de su creación, en el 2008; presenta imprecisiones en su Estatuto Orgánico y carece de un reglamento en el uso de bienes inmuebles en su sede de Atenas, Alajuela.

"La universidad está plena y completamente integrada y consolidada, las instituciones que se fusionaron desaparecieron desde hace años de la vida jurídica, y no compartimos las preocupaciones de la Contraloría en este ámbito", agregó el rector.

El funcionario declaró que consideran que el Estatuto Orgánico de la Universidad no contiene las imprecisiones a las que se refiere el informe.

Terminó explicando que la Universidad cuenta con un Reglamento General de Bienes y aceptó que la sede de Atenas no está contemplada porque "se trata de una situación de ocupación de varios inmuebles por parte de funcionarios, situación que la Universidad heredó de la vieja Escuela Centroamericana de Ganadería, donde se mantenía esa inconveniente costumbre administrativa".

La fiscalización de la Contraloría buscaba determinar la razonabilidad de la organización y funcionamiento de la UTN conforme a lo que establece la normativa.