Futuro partido incluiría a gente que crea en su inocencia, dice expresidente

Por: Mercedes Agüero 11 enero, 2014
El exmandatario Rafael Ángel Calderón fundó el PUSC en 1983. En la foto con su esposa Gloria Bejarano y el exdiputado Jorge Eduardo Sánchez, durante la celebración del 20 aniversario de la agrupación. | ARCHIVO.
El exmandatario Rafael Ángel Calderón fundó el PUSC en 1983. En la foto con su esposa Gloria Bejarano y el exdiputado Jorge Eduardo Sánchez, durante la celebración del 20 aniversario de la agrupación. | ARCHIVO.

El expresidente Rafael Ángel Calderón Fournier selló su separación definitiva del Partido Unidad Socialcristiana (PUSC) para buscar una nueva opción política.

“El punto fundamental es que lo que hoy en día es la Unidad, no es ni la sombra de lo que yo fundé; la gente que lo controla se ha destacado por ser excluyente”, afirmó ayer quien dirigió los destinos del país entre 1990-1994.

La nueva agrupación política, cuya inscripción se hará después de las elecciones nacionales, estaría conformada por calderonistas.

“Con gente que esté convencida de que lo que yo sufrí fue una persecución política, porque salen más pruebas (de su inocencia)”, aseguró el exgobernante vía telefónica.

Calderón se refiere a la condena por peculado del 2009 por el caso Caja-Fishel, poco antes de que empezara la campaña presidencial en la que él tenía aspiraciones.

El político aseguró que está fuera del PUSC desde hace tres años y medio, cuando se realizó la elección interna de su partido.

Según dijo, los ganadores de entonces botaron a figuras como los exministros socialcristianos Marvin Herrera, Gonzalo Fajardo y Juan José Echeverría. Solo “para darle algunos nombres de gente muy ilustre”, agregó el político y fundador de la Unidad en 1983.

El anuncio de Calderón es un nuevo golpe a un partido con 30 años de trayectoria que se ha venido debilitando desde que se revelaron escándalos de corrupción, que involucraron a sus expresidentes (Calderón y Miguel Ángel Rodríguez) en el 2004.

La postulación del doctor Rodolfo Hernández para las elecciones del 2014 parecía darle un nuevo aire al PUSC, pero diferencias internas lo llevaron a renunciar.

Ahora, Calderón sostiene que si el doctor se hubiese mantenido en campaña lideraría las encuestas porque unía al calderonismo con otros sectores dentro de la Unidad y fuera del partido.

Gerardo Vargas, presidente del PUSC, minimizó la salida del fundador. Recordó que se había concretado desde hace varios años.

Calderón dijo que la nueva opción política se inscribirá después de las elecciones del 2 de febrero.

Añadió que será un proyecto para las elecciones del 2018, pero donde, personalmente, no aspira a ningún cargo porque para entonces rondaría los 70 años.

“No voy a aceptar absolutamente nada, (...) ninguna candidatura”, enfatizó. Sin embargo, dijo que permanecerá involucrado porque cree que el movimiento socialcalderonista “no debe morir”. Colaboró: Vanessa Loaiza