Rojiazules aún sopesan si votar por candidato oficialista a presidir Congreso

Por: Aarón Sequeira 21 febrero, 2015
El jefe de fracción de la Unidad, Rafael Ortiz, se reunió con el presidente Luis Guillermo Solís el 12 de febrero. A la cita también acudió la subjefa rojiazul, Rosibel Ramos (atrás). | CORTESÍA DE CASA PRESIDENCIAL
El jefe de fracción de la Unidad, Rafael Ortiz, se reunió con el presidente Luis Guillermo Solís el 12 de febrero. A la cita también acudió la subjefa rojiazul, Rosibel Ramos (atrás). | CORTESÍA DE CASA PRESIDENCIAL

La fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) ha suavizado sus rencores hacia el Gobierno de cara al 1.º de mayo , fecha en que se elegirán las nuevas autoridades del Directorio de la Asamblea Legislativa.

Si bien aún no hay un criterio unánime entre los rojiazules para apoyar la reelección del presidente legislativo, Henry Mora, los roces ya no son tan ásperos como en diciembre, cuando el Ejecutivo levantó el veto a la Reforma Procesal Laboral y el PUSC se molestó por ello.

El endulzamiento de los vínculos se reforzó gracias al encuentro entre el presidente, Luis Guillermo Solís, y el ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, con el jefe de fracción de la Unidad, Rafael Ortiz, y la subjefa de esa fracción, Rosibel Ramos, la semana anterior.

En esa reunión, los diputados le entregaron una carta al mandatario, con los compromisos que esperan ver cumplidos por cuenta de Zapote antes de que finalice la primera legislatura del Congreso, el 30 de abril.

Entre esos temas, está el avance para definir una agenda nacional y el impulso de proyectos sobre energía y el mejoramiento de las finanzas públicas; también el compromiso de reducir los gastos superfluos del Presupuesto Nacional.

Juntos. “Nos podemos dar una oportunidad de trabajar juntos y ayudarle a Luis Guillermo Solís a sacar este país adelante”, dijo Rosibel Ramos, quien enfatizó que todavía no se define para quién serán los ocho votos socialcristianos el próximo 1.º de mayo.

En diciembre, Ramos fue una de las que dio por muerta la alianza con el Partido Acción Ciudadana (PAC), luego de que Solís levantara el citado veto a petición de su otro aliado, el Frente Amplio.

El socialcristiano Luis Vásquez comparte el Directorio con el presidente Henry Mora. Para él, ha habido malentendidos con el Gobierno, pero “ahora está volviendo la comunicación”.

Según Vásquez, el PUSC es una bisagra entre el Gobierno y la oposición, aunque resaltó que a Zapote le toca negociar.

Jorge Rodríguez, también miembro del Directorio, aseguró que él no buscará la reelección en la cúpula legislativa, pero anunció que su voto será para Henry Mora y ratificó que tiene una “excelente relación” con el gobierno de Luis Guillermo Solís.

Rodríguez, Vásquez y Humberto Vargas opinan que la fracción ahora está más unida que antes, aunque este último duda sobre el acercamiento con el oficialismo y sus objetivos. Por su lado, Rafael Ortiz dijo que cualquier ecuación para elegir al nuevo presidente legislativo (requiere 29 votos) pasa por el PUSC.