Partido se inclina por negociar una agenda de temas de urgente atención

Por: Gerardo Ruiz R. 9 agosto, 2016
Ottón Solís (der.) cree que un ‘Gobierno Nacional’ a partir del 2018 es la única alternativa para que el país no caiga en una crisis política. No obstante, el PUSC, donde milita la diputada Rosibel Ramos (izq.), le cerró la puerta a esa alternativa, aunque sigue en disposición de negociar una agenda de temas de consenso. | RAFAEL MURILLO
Ottón Solís (der.) cree que un ‘Gobierno Nacional’ a partir del 2018 es la única alternativa para que el país no caiga en una crisis política. No obstante, el PUSC, donde milita la diputada Rosibel Ramos (izq.), le cerró la puerta a esa alternativa, aunque sigue en disposición de negociar una agenda de temas de consenso. | RAFAEL MURILLO

El Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) le dijo “no” a la propuesta del diputado Ottón Solís de integrar un gobierno de unidad nacional para que dirija el país en el 2018.

La respuesta, con fecha del 5 de agosto, la firmaron Pedro Muñoz, presidente del Comité Ejecutivo del PUSC y Rodolfo Piza, secretario general.

Este lunes, Muñoz amplió a La Nación que su Partido no cree que sea viable integrar un gobierno de unidad nacional, tal como lo concibe Solís.

Lo anterior pese a que a mediados de mayo, después de reunirse con Solís, actual diputado de Acción Ciudadana (PAC), Piza declaró estar de acuerdo en que los ministros y demás jerarcas públicos de la administración 2018-2022 fueran elegidos por los partidos que firmaran el pacto.

Alternativa. Ottón Solís sugirió a los 9 partidos con representación legislativa que se sumen a un acuerdo para integrar un “Gobierno Nacional” presidido por el candidato ganador de las elecciones del 4 de febrero de 2018.

Solís indicó en su misiva a las fuerzas políticas, enviada en marzo pasado, que ese gobierno deberá contar con al menos 38 votos en la próxima Asamblea Legislativa. Esa cantidad configuraría una mayoría calificada que le permitiría a la administración aprobar con facilidad proyectos de ley necesarios para resolver los problemas estructurales del país.

Además, el legislador propone que el gabinete y los demás jerarcas del sector público sean escogidos por una empresa privada especialista en el reclutamiento de ejecutivos.

Pero la idea, al final, no convenció a la cúpula del PUSC.

“Los partidos políticos deben tener la libertad de presentar sus propuestas de candidaturas. Por eso creemos que se debe debatir sobre una agenda nacional y no sobre un gobierno de unidad nacional. Es decir, el PUSC cree en discutir el qué y el cómo y no el quién. Eso que lo decidan los costarricenses en las urnas”, explicó Muñoz, este lunes.

Agenda primero. En su respuesta a Solís, los dirigentes del PUSC le manifestaron que antes de alcanzar acuerdos para un gobierno de unidad nacional, los partidos deben acordar una agenda de temas de urgente atención.

Solís planteó una lista de cinco grandes temas: ejecución de presupuestos para infraestructura, ejecución de presupuestos para combatir la pobreza, remuneraciones del Sector Público, recaudación tributaria y ética pública.

Empero, el PUSC le pidió ampliar el abanico de asuntos para darle prioridad a la infraestructura y al transporte público.

Pedro Muñoz agregó que la lista de temas que les propuso Solís también es omisa en cuanto a la educación y la seguridad social y la revisión que necesitan ambos pilares del Estado costarricense.

El PUSC también sugirió incluir en la discusión sobre la agenda las propuestas que realizó una junta de notables durante el gobierno de la presidenta Laura Chinchilla (2010-2014), de la que formó parte Rodolfo Piza.

“Le damos un ‘sí’ definitivo a eso. No solamente creemos que es necesario, sino que es indispensable para enrumbar a este país por los próximos 25 años”, estimó el presidente del PUSC.

Satisfecho. Pese a los términos en los que el PUSC planteó la respuesta a su idea, Ottón Solís manifestó estar satisfecho.

“Las observaciones que hacen son totalmente de recibo. El único requisito para seguir adelante con las conversaciones es percatarse de que para solucionar los problemas del país es necesario un gran acuerdo nacional. Estoy muy alegre, porque esta es una negociación necesaria”, insistió el legislador rojiamarillo.

Solís agregó que la lista de temas que plantea en su propuesta de marzo era solo una guía, por lo que celebró que el PUSC añadiera otros asuntos, pues cree que un gran pacto político es la única manera de evitar que el país caiga en una crisis.

El primer partido que contestó a Solís con un “sí” fue el Frente Amplio (FA).

Ahora, el parlamentario espera una respuesta de parte del Comité Ejecutivo del Partido Liberación Nacional (PLN) y agregó que el siguiente paso sería armar un equipo facilitador”técnico” que afine los acuerdos entre los partidos rumbo al 2018.