Reforma al Reglamento y agenda frenadas antes de receso

Por: Esteban Mata Blanco 10 julio, 2015
El jefe del Frente Amplio, Gerardo Vargas, (i) defendió ayer mociones que frenaron la aprobación de la reformas al reglamento legislativo. Aquí con el exjefe del PLN, Juan Luis Jiménez, quien lo objeta. | GRACIELA SOLÍS
El jefe del Frente Amplio, Gerardo Vargas, (i) defendió ayer mociones que frenaron la aprobación de la reformas al reglamento legislativo. Aquí con el exjefe del PLN, Juan Luis Jiménez, quien lo objeta. | GRACIELA SOLÍS

Los diputados inician, hoy viernes, su receso de labores de una semana, en medio de un bloqueo en la agenda del plenario que tiene al Congreso atrofiado, ante una lucha ideológica entre el PLN y el Frente Amplio (FA).

Quejas de un lado y del otro se concentran en discusiones extensas que frenan el avance de los proyectos de ley.

La reforma al Reglamento legislativo está en baño María hasta que el FA decida dejarlo avanzar. Esa modificación facilitaría a los ciudadanos conocer cómo votan los legisladores los proyectos. También reduce a la mitad el tiempo que los congresistas pueden hablar por cada moción (cambio a un proyecto).

Esto, porque los frenteamplistas resienten una maniobra de la fracción del Partido Liberación Nacional (PLN) que impidió darle cuatro años más de vida al proyecto de ley para titular las propiedades de campesinos, quienes viven dentro de la zona marítimo-terrestre (se trata de la Ley de Territorios Costeros Comunitarios (Tecocos).

Los verdiblancos votaron en contra de una moción que mandó al archivo ese plan que busca crear 64 zonas bajo un régimen de protección especial. En la votación, solo 25 diputados estuvieron de acuerdo con ampliar el plazo y se requerían 38 votos.

En el plan se faculta a las municipalidades a otorgar una concesión de tierra de 1.500 metros cuadrados por familia en un territorio costero o hasta 3.000 metros cuadrados a asociaciones, cooperativas, instituciones del Estado o juntas religiosas.

El trabonazo entre ambas bancadas hace que las iniciativas de ley no puedan avanzar, pues un acuerdo de jefes de fracción para darle salida a la reforma reglamentaria, implica que los congresistas den prioridad a este plan, por encima de otros.

El jefe del PLN, Julio Rojas, afirmó que la polarización en el Congreso se da en vista de la posición tozuda del FA, que no da el brazo a torcer sobre Tecocos.

Mientras, los frenteamplistas dilatan sus discursos, usando el tiempo parlamentario para llevar al cansancio a sus opositores, pese a que ello implica el bloqueo de las sesiones.

Polarización. La diputada y presidenta del FA, Patricia Mora, consideró que las diferencias ideológicas dificultan el diálogo.

“En esta coyuntura, hay una polarización ideológica. Aquí asumió el Directorio una alianza que dijo que iba a poner en funcionamiento el plenario. Nos encontramos con que la fracción del PLN está entorpeciendo el trabajo”. Recalcó que no se debe “romper el juego democrático” en alusión a la ruptura del acuerdo para dar vida al plan Tecocos.