Por: Álvaro Murillo 23 junio, 2015
Johnny Araya estuvo pendiente de lo que pasó la Asamblea Nacional del PLN, aunque se cuidó de no ingresar al salón de sesiones. | MARIO ROJAS
Johnny Araya estuvo pendiente de lo que pasó la Asamblea Nacional del PLN, aunque se cuidó de no ingresar al salón de sesiones. | MARIO ROJAS

La Procuraduría General de la República (PGR) se manifestó en contra de la acción de inconstitucionalidad que permitiría al excandidato presidencial Johnny Araya evitar la expulsión del Partido Liberación Nacional (PLN) y lanzarse como candidato a la alcaldía de San José.

La PGR concluyó que no son inconstitucionales la normas del estatuto del PLN, con base en las cuales el Tribunal de Ética interno decidió en diciembre pasado expulsar a Araya por cuatro años, por retirarse de la campaña presidencial del 2014.

“Este órgano asesor no observa inconstitucionalidad alguna”, dice el informe entregado 17 de junio a la Sala Constitucional. Los magistrados estudian la acción de inconstitucionalidad planteada por una miembro de la asamblea del cantón de San José del PLN.

La PGR argumenta que, contrario a lo que indica la accionante, sí hay normas específicas sobre la conducta de los militantes del PLN, las cuales derivan en obligaciones y responsabilidad disciplinaria. El criterio del órgano jurídico coincide con la posición que ya había expresado el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), cuyo criterio resultó desfavorable a Araya.

A esta acción de inconstitucionalidad de aferró Johnny Araya para evitar la ejecución del castigo del PLN durante la asamblea nacional del sábado 13 de junio. En esa jornada los asambleístas acordaron pedir a los magistrados dar prioridad a este caso, pues en menos de dos meses se vencen los plazos para inscribir las candidaturas para las elecciones municipales del 7 de febrero del 2016.