Para la Procuraduría el hecho de trasladar una carta firmada por 800 vecinos para un indulto no implica delito

Por: Hugo Solano 16 agosto, 2013

La Procuraduría de la Ética Pública ordenó la desestimación de la denuncia contra el diputado Manrique Oviedo, del Partido Acción Ciudadana (PAC) por tráfico de influencias.

La investigación surgió luego de que el legislador entregara al entonces ministro de Justicia, Hernando París, una carta que 800 vecinos de San Carlos y zonas aledañas firmaron abogando por el indulto de Bernal Arias, finquero y veterinario preso por disparar y herir en la espalda a un menor que sustraía frutos de un árbol en su propiedad.

La entidad concluyó que el legislador no incurrió en tráfico de influencias en relación con la decisión del Consejo de Gobierno de indultar a Bernal Arias Sibaja.

El diputado alajuelense afirmó siempre que su actuación fue de buena fe, para ayudar a los vecinos.
El diputado alajuelense afirmó siempre que su actuación fue de buena fe, para ayudar a los vecinos.

"Para verdades el tiempo", afirmó el congresista del PAC.

La Secretaría General y la Presidencia del PAC, con la anuencia del diputado, habían presentado el caso el 13 de diciembre de 2012 ante la Procuraduría de la Ética, para aclarar cualquier duda ante la opinión pública.

Según la resolución "Los resultados de la presente indagación, comentados anteriormente, a criterio de este Despacho, llevan a descartar la configuración de un delito de tráfico de influencias u otro ilícito contrario a los deberes de la función pública en la conducta desplegada por el diputado Manrique Oviedo."

Agrega que no existe evidencia alguna de otras gestiones del diputado dirigidas a influir al Consejo de Gobierno, órgano que tuvo a cargo la instrucción y decisión de la solicitud.

"Celebro esta resolución del la Procuraduría porque confirma que nunca hubo una actuación indebida de mi parte y reafirma el compromiso ético y de transparencia del PAC", finalizó el diputado Oviedo.