Por: Alberto Barrantes C. 30 enero, 2015
La organización de la III Cumbre de la Celac tuvo un costo de unos ¢2.300 millones. En la foto, el salón del plenario, donde se reunieron las 33 delegaciones procedentes de América Latina y el Caribe. | RAFAEL PACHECO
La organización de la III Cumbre de la Celac tuvo un costo de unos ¢2.300 millones. En la foto, el salón del plenario, donde se reunieron las 33 delegaciones procedentes de América Latina y el Caribe. | RAFAEL PACHECO

El orden y la seguridad que garantizó Costa Rica durante la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) mereció el reconocimiento de presidentes y delegaciones participantes.

En rueda de prensa, los mandatarios de Bolivia y Ecuador, Evo Morales y Rafael Correa, respectivamente, aplaudieron la organización y el resguardo hacia los cuerpos diplomáticos.

“Felicito a Guillermo por la forma en que se organizó. Logró muchas reuniones bilaterales y cumplió a la altura con el protocolo de la actividad. No sé cómo hace para dividirse entre tanto asunto, que nos explique”, dijo Correa, en referencia al gobernante costarricense, Luis Guillermo Solís.

Correa, quien ayer asumió la presidencia pro tempore de la Celac en sustitución de Costa Rica, dijo que espera cumplir con el mismo protocolo y seguridad en la IV cumbre, de la Comunidad, que se celebrará en Ecuador en enero del 2016.

Para este evento, el Gobierno erogó unos ¢2.300 millones y se contó con el apoyo de unos 3.000 edecanes y efectivos de seguridad que frenaron todo tipo de contratiempos.

Incluso, pese a la advertencia del presidente venezolano, Nicolás Maduro, de la supuesta presencia en el país de “terroristas”, al llegar a suelo tico pudo romper el protocolo para detener su vehículo y saludar a simpatizantes bolivarianos.

Reuniones. También el mandatario Luis Guillermo Solís reconoció el trabajo de la Cancillería al organizar esta cumbre.

“Costa Rica logró varios acuerdos mediante las reuniones bilaterales enfocados en el intercambio comercial de la región y la geotermia con Bolivia”, manifestó el gobernante.

Además, el gobierno de Solís logró la supresión de las visas diplomáticas en Haití, en tanto aprovechó el encuentro con la primera ministra de Jamaica, Portia Simpson, para posicionar el desarrollo cultural y portuario del Caribe costarricense.

Aunque se estimaba que algunos presidentes saldrían del país hasta este viernes, todos viajaron ayer antes de las 3:50 p. m.

Los primeros en partir hacia sus naciones, la noche del miércoles, fueron los mandatarios de Colombia, Juan Manuel Santos; de Nicaragua, Daniel Ortega, así como el presidente hondureño Juan Orlando Hernández.

Unos 800 agentes de Fuerza Pública y de la Policía de Tránsito tuvieron la misión de vigilar las rutas utilizadas por los visitantes, así como los puntos de ingreso a la cumbre, en Pedregal.

“Los eventos de este tipo obligan una estricta planificación en seguridad, que se inició desde hace seis meses y que sigue al pie de la letra todo un plan operativo”, resaltó Juan José Andrade, director de Fuerza Pública.