Mandatario dice que instituciones y administración judicial deben investigar caso

Por: Aarón Sequeira 6 julio, 2014
El OIJ y el Ministerio de Hacienda investigan empresas de Ofelia Taitelbaum por una aparente suplantación de identidad en perjuicio de María Otárola Soto, una costurera de San Carlos. | JOSÉ CORDERO.
El OIJ y el Ministerio de Hacienda investigan empresas de Ofelia Taitelbaum por una aparente suplantación de identidad en perjuicio de María Otárola Soto, una costurera de San Carlos. | JOSÉ CORDERO.

Ante las informaciones sobre una pesquisa en empresas de la defensora de los Habitantes, Ofelia Taitelbaum, el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, considera que el caso es muy grave y la funcionaria está obligada a explicar rápida y satisfactoriamente.

De no ser así, el mandatario cree que la Defensoría recibiría un fuerte golpe por ser esta la instancia de defensa de los derechos fundamentales de los ciudadanos.

El presidente reaccionó por la pesquisa que hacen el Organismo de Investigación Judicial y el Ministerio de Hacienda en las sociedades de Taitelbaum ante una denuncia por suplantación de identidad.

La denunciante, María de los Ángeles Otárola Soto, no logró que le hiciesen una mamografía que le urgía pues no pudo asegurarse por aparecer ante el Ministerio de Hacienda como tributaria luego de haber ofrecido presuntos servicios de asesoría durante cinco años a las empresas de Taitelbaum.

Otárola solo tiene el sexto grado de primaria y alega que nunca recibió las sumas de dinero reportadas a Tributación y que al parecer son ¢32,9 millones.

Al exponerle ella el caso a Taitelbaum, esta supuestamente le dijo que la sacaría de Tributación, y que debía expresar que había trabajado para ella porque, de decir lo contrario, “vamos a tener un problema”, contó Otárola Soto a La Nación .

Para solucionar la situación, la defensora de los Habitantes habría ofrecido asegurar a la supuesta consultora. En una grabación más reciente, hasta le habría propuesto ayudarla con una pensión a cambio de que dijese que sí recibió dinero durante cinco años.

Pide renuncia. El diputado Ottón Solís fue más severo que el presidente pues dijo que, por lo que se escucha en la conversación, Taitelbaum debería haber presentado su renuncia ante el Congreso a más tardar el lunes por la mañana.

Solís fue uno de los promotores de la reelección de Taitelbaum en la Defensoría desde diciembre, cuando se le vencía el nombramiento.

Además, Ottón Solís preside la Comisión legislativa de Nombramientos, que estudia la designación del defensor adjunto, aún pendiente de tramitar en el plenario de la Asamblea.

“Ella solo tiene una salida en vista de la evidencia de que trató de tramar algo convenciendo a una persona humilde de hacer algo. Ella no tiene autoridad moral para defender a los ciudadanos si atenta contra la gente que tiene interés en defender finanzas públicas”, dijo Ottón Solís.

Edgardo Araya, exjefe de la fracción legislativa de Liberación Nacional (PLN) que apoyó a Taitelbaum, recordó que la decisión se tomó con la información que tenían en ese momento, a partir de la oposición de diputados, como Luis Gerardo Villanueva, de nombrar a un miembro de esa bancada.

Como jerarca de una instancia anexa al Congreso, Taitelbaum es subalterna de los diputados que la nombraron. La defensora ha rechazado pronunciarse sobre la investigación mientras no haya una acusación formal.