Gobernante anuncia guerra contra la evasión tributaria en primeros dos años

Por: Gerardo Ruiz R. 8 mayo, 2014
El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, dijo que el principal reto de su gobierno será recuperar la confianza del pueblo en los políticos. A su lado la primera dama, Mercedes Peñas.
El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, dijo que el principal reto de su gobierno será recuperar la confianza del pueblo en los políticos. A su lado la primera dama, Mercedes Peñas.

Estadio Nacional

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, aceptó que el principal reto que enfrentará su administración será recuperar la confianza de los costarricenses en los políticos y en el Gobierno.

Solís inició su discurso a las 11:52 a. m. tras recibir la banda presidencial del presidente del Congreso, Henry Mora, quien la tomó de la expresidenta Laura Chinchilla.

Para recuperar esa credibilidad, afirmó Solís ante un alegre Estadio Nacional, su Gobierno se caracterizará por ser una gran vitrina, incluyendo el Despacho Presidencial.

Luis Guillermo Solís ganó la presidencia con 1,3 millones de votos el pasado 6 de abril. El mandatario calificó ese triunfo como ‘la primavera política que hizo florecer en el país la ilusión del cambio’.

Asimismo, afirmó están consciente de que su mandato debe escuchar ese clamor popular que pidió una transformación del Poder Ejecutivo, en manos del Partido Liberación Nacional (PLN) durante los últimos 8 años.

“Reitero con todo respeto y sinceridad lo que dije en campaña: cuando me equivoque, corríjanme. Cuando me pierda, búsquenme. Cuando no les escuche, reclámenme y si cumpliere con fidelidad mis labores, entonces, que no haya más reconocimiento que el propio de la labor satisfecha", recalcó con fuerza.

"El mejor homenaje a este pueblo son las virtudes de las sensatez, la honradez y la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace", dijo Solís, con voz fuerte.

El Presidente también anunció en su discurso que gobernará “con sencillez, frugalidad y transparencia” y anunció que su Gobierno estará dispuesto a rendir cuentas todos los días y a ser fiscalizado por igual.

Para esto, dijo, habilitará medios tecnológicos para que se ejerza ese control sobre los actos y decisiones de la administración.

Prioridades. Entre las prioridades, Solís anunció una ‘guerra’ contra la evasión fiscal durante los primeros dos años de su administración, esto con el fin de reducir el déficit fiscal que, según cálculos oficiales, cerraría en un 6% del Producto Interno Bruto (PIB) al finalizar el 2014.

Otro de los compromisos que adquirió quien recién juró como Presidente de la República, fue proteger a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS)

Además, Solís citó el combate contra la pobreza extrema y el compromiso de reducir las tarifas de electricidad que pagan las familias y las empresas del país.

El nuevo mandatario terminó su mensaje a las 12:24 p. m. en medio de aplausos y gritos de la multitud que llenó buena parte del Estadio Nacional la mañana de este jueves de traspaso de poderes.