Por: Esteban Oviedo 22 julio, 2015

El gobierno de Luis Guillermo Solís anunció ayer que la ampliación a cuatro carriles de la carretera Cañas-Liberia estará habilitada en enero del 2016.

La obra, iniciada durante la administración de Laura Chinchilla Miranda, agilizaría el recorrido de 50,5 kilómetros entre estos cantones guanacastecos.

Sin embargo, el trabajo no estará terminado en ese momento: de 26 puentes nuevos y otros 10 que serán rehabilitados, 12 siguen en proceso y estarán listos hasta en marzo, según un comunicado de Presidencia.

Además, los intercambios viales de Cañas, Bagaces y Liberia quedarán concluidos hasta mediados del 2016.

Según dijo en un boletín el ministro de Obras Públicas y Transportes, Carlos Segnini, ya construyeron losa de concreto a lo largo de unos 45 kilómetros.

El jerarca destacó el importante progreso que han tenido las obras, así como la oportuna fiscalización y control de calidad con que se desarrolla este proyecto, el cual, solo en el componente de carretera, tiene un costo de $135 millones.

Segnini agregó que registran avances en la construcción de los puentes peatonales, que pasaron de nueve previstos inicialmente, a un total de 11 estructuras, con una inversión de ¢1.017 millones y un costo promedio por estructura de ¢92,5 millones.

Visita. El presidente Luis Guillermo Solís realizó este martes un recorrido por la ruta en el primer día de su gira por Guanacaste, antes de las festividades por la Anexión de Nicoya a Costa Rica, que se conmemorará este sábado 25 de julio.

“Recorrer estas obras es sellar nuestro compromiso de arduo trabajo en todos los territorios del país. Esta carretera, más que una obra vial, es la posibilidad de dar condiciones adecuadas a nuestra ciudadanía y generar apoyo a productores e inversionistas, para generar empleo e impulsar el desarrollo económico de una zona que tanto le aporta a Costa Rica”, expresó Solís sobre la obra.