26 diputados votaron contra el plan de gastos por ¢7,9 billones; 25 a favor

Por: Aarón Sequeira 25 noviembre, 2014
Mientras Mario Redondo, de la Alianza Demócrata Cristiana, atacó la aprobación impuesta del Presupesto del 2015, Gerardo Vargas y Jorge Arguedas, del Frente Amplio, avalaron el mecanismo utilizado por la presidencia legislativa. | JOHN DURÁN.
Mientras Mario Redondo, de la Alianza Demócrata Cristiana, atacó la aprobación impuesta del Presupesto del 2015, Gerardo Vargas y Jorge Arguedas, del Frente Amplio, avalaron el mecanismo utilizado por la presidencia legislativa. | JOHN DURÁN.

El final de la discusión en primer debate del proyecto de Ley de Presupuesto Ordinario del 2015 fue, como toda su discusión, una polémica absoluta.

A pesar de la votación negativa de los tres informes sobre ese plan de gastos por ¢7,9 billones, el jueves, y de una cuarta votación negativa sobre el proyecto tal como lo pidió el Gobierno, el plan quedó aprobado.

Al menos ese es el criterio del presidente de la Asamblea Legislativa, Henry Mora, quien anoche dictó una resolución según la cual el Presupuesto Nacional quedó ratificado en su trámite de primer debate.

Horas antes, 26 diputados votaron en contra del Presupuesto Nacional del 2015 y solo 25 dieron su voto a favor.

En contra estuvieron 15 diputados de Liberación Nacional, cuatro del Movimiento Libertario, cuatro de la Unidad Social Cristiana (PUSC), Ottón Solís del (Partido Acción Ciudadana (PAC), Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional, y Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana.

A favor se pronunciaron 12 legisladores del PAC, dos del PUSC, nueve del Frente Amplio, uno de Renovación Costarricense y Óscar López, del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE).

Resolución. ¿Qué le permitió a Mora dar por aprobado el Presupuesto Nacional?

Un criterio del Departamento de Servicios Técnicos del Congreso, dado en noviembre del 2011, establece que los diputados no tienen opción alguna de dejar al Gobierno de la República sin un plan de gastos.

Gloria Valerín, directora a. í. de la División Legislativa, recordó que ese criterio permitió al entonces presidente legislativo Juan Carlos Mendoza aprobar el Presupuesto del 2012, pese a la votación negativa en el plenario.

Mora explicó, anoche, que el artículo 178 de la Constitución Política no establece el escenario del rechazo para el Presupuesto.

“La tesis que defiendo es que ese presupuesto enviado por el Gobierno es el que debe quedar aprobado”, dijo Mora.

La resolución Mora provocó reclamos de Redondo y del liberacionista Rolando González, por considerar que se trata de un atropello legal.

Según González, un Presupuesto Nacional que establece una autorización de gastos por ¢7,9 billones mantiene el despilfarro que, aseguró, significaron las rutas de la alegría de la campaña presidencial de Luis Guillermo Solís.

El mecanismo de aprobación fue avalado por la mayoría del PAC y el Frente Amplio, así como por parte del PUSC.

El diputado libertario Otto Guevara dijo que la aprobación del proyecto es ilegal. Aseguró que, junto con Redondo y González, acudirá a la Sala IV para alegar que Henry Mora violentó el trámite legislativo.

Candente. La sesión del plenario ayer fue polémica por todos sus costados y tuvo varias etapas .

Primero, Mora negoció el retiro de varias apelaciones planteadas por González y Redondo sobre la puesta a votación del plan, en primer debate.

Luego, ya rechazado el expediente, lo dio por ratificado.

En medio, hubo reclamos, diatribas contra Mora y recesos de negociación estratégica, así como ataques directos al gobiernista Acción Ciudadana.