Presidente Luis Guillermo Solís afirma que agenda del Ministerio de Trabajo no se verá afectada con salida de Víctor Morales.

Por: Gerardo Ruiz R. 17 marzo, 2016
El presidente de la Uccaep, Rónald Jiménez (sentado, centro), espera que el Gobierno no nombre a un nuevo ministro de Trabajo cuya ideología política le impida seguir con las denuncias contra los privilegios sindicales.
El presidente de la Uccaep, Rónald Jiménez (sentado, centro), espera que el Gobierno no nombre a un nuevo ministro de Trabajo cuya ideología política le impida seguir con las denuncias contra los privilegios sindicales.

San José

El presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), Rónald Jiménez, afirmó que el sector patronal espera que el presidente Luis Guillermo Solís nombre a un nuevo ministro de Trabajo que tenga el temple para continuar con la lucha contra los abusos sindicales, las convenciones colectivas y que ponga orden en el empleo público.

Esta fue la reacción de Jiménez a la renuncia de Víctor Morales Mora. Él dejó la cartera de Trabajo tras reconocer que cometió un error al nombrar una sobrina suya en su despacho, pese a que se lo prohibía el Código de Ética Institucional que él mismo promulgó hace un año.

Según Jiménez, Uccaep espera que la renuncia de Morales no haya propiciada por las presiones de líderes sindicales y de los partidos políticos opuestos a la gestión del exjerarca, específicamente en relación con la denuncia de convenciones colectivas que le cuestan miles de millones de colones al erario anualmente.

"No vamos a calificar la medida de la renuncia de don Víctor. Pero ha habido jerarcas con mayor cantidad de errores a los cuales no les pidieron la renuncia (...). Nosotros esperamos que esta solicitud de renuncia no haya sido provocada por los sindicatos o por algún diputado que fuera contrario al ministro Morales Mora o incluso por las diferencias con su viceministro, Harold Villegas", afirmó el vocero del sector empresarial.

Sobre el próximo ministro de Trabajo, la Uccaep mantiene una posición similar. La Union pide al Gobierno que continúe con la directriz clara de atacar las convenciones colectivas y los "abusivos privilegios" de los que goza un sector de la burocracia.

"Esperamos que el nuevo ministro no sea uno con ideologías que le impidan llevar a cabo la tarea", afirmó el empresario.

Ética. El presidente Luis Guillermo Solís, en tanto, dijo este jueves a su regreso al país tras una gira por Nueva York, Estados Unidos, que el nuevo titular de Trabajo será anunciado hasta después de Semana Santa.

Con respecto a la salida de Morales del cargo, el presidente subrayó que su renuncia no ocurrió producto de presiones del sector sindical.

El presidente dijo que este jueves le agradeció a Morales "su comprensión" de que este Gobierno tiene un compromiso de orden ético en el que no se puede ser inconsistente.

"Hemos sido rigurosísimos en otros temas, con otros actores de gobierno que han salido también por haber cometido errores que tienen que ver más con juicio que con legalidad (...). Era necesario marcar, una vez más, la pauta de esta administración que es rigurosa en esta materia", declaró el mandatario.

Solís dijo que no cree que la salida de Morales vaya a provocar afectaciones significativas a los planes que conduce el Ministerio de Trabajo.

"Somos un equipo donde las personas responsables siguen trabajando denodadamente en esos proyectos", puntualizó.

El presidente dijo que la única causa de la renuncia de Morales fue su decisión de nombrar a su sobrina y dijo que atribuir su salida a otros motivos, como el distanciamiento con el viceministro de Trabajo, Harold Villegas, sería especular.

"No hay otra explicación, ni creo que convenga especular con otras razones que no tengan que ver con ese punto", declaró.