Por: Esteban Oviedo 11 agosto
Francisco Molina, directivo del BCR
Francisco Molina, directivo del BCR

Casa Presidencial anunció esta noche que investigará los presuntos depósitos que el director del Banco de Costa Rica (BCR), Francisco Molina, recibió procedentes de una cuenta de Crhoy S. A.

"La Presidencia de la República manifiesta su voluntad de contribuir y apoyar cualquier investigación que se efectúe acerca de presuntos depósitos que habrían sido hechos en cuentas de un directivo del Banco de Costa Rica, tal como ha sido publicado por diversos medios de comunicación nacional", informó Zapote en un comunicado enviado a las 6:36 p. m.

"Además, se solicitará al Banco de Costa Rica y al directivo aludido un informe detallado de la situación denunciada, como un primer paso para conocer la verdad de los hechos".

"La Presidencia de la República tomará todas las medidas correctivas que se requieran con el fin de garantizar a la ciudadanía total claridad respecto a las actuaciones de las y los servidores públicos", añade el comunicado.

La Nación publicó, este viernes, que Molina incurre en contradicciones al explicar por qué recibió un depósito de ¢4,5 millones desde Crhoy S. A., el 5 de julio.

El dinero entró a la cuenta de una sociedad llamada Grupo Vayco S. A., que está a nombre del hermano de Molina, su madre y su hermana, pero de la cual él es apoderado.

Según Mario Barrenechea, gerente general del BCR, uno o dos días después del depósito, Molina llegó a su oficina a exigir una investigación alegando que le hicieron un montaje.

Sin embargo, solo unas horas después, afirmó que todo había sido un error del BCT, banco en donde Crhoy S. A. tiene la cuenta.

El exdiputado del PAC afirmó que, por un error del sistema en ese banco, le duplicaron un pago que esa sociedad le hizo el 9 de diciembre del 2011 por unos servicios de remodelación que le contrató Leonel Baruch, presidenta tanto de BCT como de Crhoy.

Una investigación interna del BCR descartó la hipótesis de la duplicación por cuanto hubo un cambio en los sistemas de transferencias bancarios, que implicó un cambio en el número de dígitos de las cuentas.

Molina sostuvo que conoció a Baruch en "cosas de la política" cuando él fue diputado de Acción Ciudadana (PAC) del 2006 al 2010, cuando se discutía un proyecto de supervisión bancaria al que el banquero quería hacerle cambios, muchos de los cuales fueron propuestos por el PAC en el segundo semestre del 2010.

Ellos alegan que la transferencia bancaria se produjo después de que "se filtró a Crhoy el acta de la junta directiva del BCR de la sesión 23-17 del 14 de junio del 2017, sobre el tema denominado 'cementazo'", el cual versa sobre cuestionamientos a una línea de crédito de $20 millones que este banco otorgó a un importador de cemento chino.

"Además, la transferencia se da cuando se filtra un audio en el cual, supuestamente, figuran en la conversación Guillermo Quesada, funcionario del BCR, y Juan Carlos Bolaños, representante de la empresa Sinocem Costa Rica sobre el mismo tema", apuntó el Frente Amplio en un comunicado.

Curiosamente, la transferencia se da el mismo día en que la Junta Directiva del BCR presionaría la destitución y pediría la renuncia forzada de Paola Mora a la presidencia de este banco estatal. Dicha sesión no se pudo realizar debido a una alerta de bomba", añaden.

Paola Mora declaró, en el Congreso, haber entrado en conflicto con sus compañeros de Junta Directiva porque, entre otras razones, se opuso a la pretensión de que se suspendieran los desembolsos a Sinocem a causa del audio de una supuesta conversación.

Este viernes, Javier Cascante, jerarca de Sugef, confirmó que desde hace varias semanas se inició una supervisión de la transacción bancaria en la cuenta del director Francisco Molina.

"Se inició una revisión de la situación de ambos bancos (BCR y BCT), obtener información de ambas entidades financieras, entender qué fue lo que sucedió y exigir medidas correctivas en el caso de ser necesario", aseguró Cascante.

Confirmó que recibió la denuncia que presentó Molina y se requirió información a las instituciones involucradas.

"La labor de supervisión involucra pedir información, visitar las entidades y en este momento estamos en este proceso", aseguró el jerarca.

Cascante recalcó que aún no es posible dar detalles de la investigación, pues está en proceso.

"El proceso de supervisión no hace diferencia si se trata de un director bancario de una entidad pública o privada, el proceso de revisión es el mismo", aseguró.

El superintendente afirmó: "De lo que al final resulte del proceso de supervisión se pueden dar comunicaciones a las entidades, a las Juntas Directivas y a los dueños si es el caso, dependiendo de lo que se encuentre".

Etiquetado como: